18 de octubre de 2019
18.10.2019
La Opinión de Murcia
Turismo

Los hosteleros pierden reservas de extranjeros por el estado del Mar Menor

Hostetur espera que para Semana Santa la situación varíe y puedan salvar la campaña

18.10.2019 | 10:38
Un momento del foro de Murcia Sociedad Civil.

La presidenta de Hostetur, Soledad Díaz, ha reconocido que las reservas para las vacaciones de Semana Santa y verano van a verse perjudicadas por el estado del Mar Menor.

Díaz, minutos antes de participar en un debate sobre el Mar Menor en Cajamar, ha explicado que el sector no está recibiendo reservas de clientes extranjeros que suelen llegar por estas fechas.

"Son los clientes más previsores y que adelantan sus reservas y por ahora no están llegando", ha apuntado en el debate 'Mar Menor: presente y ¿futuro?, organizado por el Foro Murcia Sociedad Civil.

Sin embargo, esperan que antes de Semana Santa la situación varíe y se pueda salvar la campaña.

"El problema", dijo, "es que en este mundo globalizado las noticias llegan a cada rincón del mundo al mismo momento que se produce y eso nos perjudica".

Y concluyó que "están expectantes" esperando que al Mar Menor le dejen tranquilo y se recupere.

Ecologistas y científicos: "No se ha hecho nada concreto para revertir la situación"

Ecologistas y científicos han coincidido en que "no se ha hecho nada concreto y paliativo" para revertir la situación del Mar Menor, y han subrayado que si no se asumen responsabilidades y se "cambia el modelo" de inversiones y actuaciones "seguiremos estando en el problema y no en las soluciones".

Tanto Pedro García, director de la asociación ecologista ANSE, como el catedrático de la UMU Ángel Pérez Ruzafa, portavoz del Comité Científico sobre la laguna salada, han subrayado la importancia de asumir responsabilidades, principalmente los gestores políticos, que han mantenido una actitud permisiva ante prácticas agrícolas inadecuadas y que han apoyado inversiones que se han demostrado ineficaces frente a otras medidas más económicas y útiles, como cambios en las roturaciones, abonados o plantación de setos.

García ha advertido además de que la asunción de responsabilidades es un primer paso, pero no es suficiente, como tampoco lo es plantear ahora medidas urgentes e inmediatas, pero poco planificadas, puesto que se están generando unas "expectativas en la sociedad que no se van a cumplir".

El episodio de mortandad de peces del pasado fin de semana ha sido un "bofetón descomunal a todo el mundo" y "todos nos llevamos las manos a la cabeza", pero hace décadas que se venía advirtiendo de que la situación era mala, y todo lo ocurrido no habría pasado "si no hubiera habido negligencia", ha señalado.

En ese sentido, ha lamentado la "mala gestión del territorio" y la agricultura intensiva, además como las soluciones que se han ido tomando, y que han demostrado que no eran eficaces, una idea en la que ha insistido en reiteradas ocasiones Ruzafa, que ha definido la situación como "muy crítica y desastrosa" porque no se ha trabajado en el origen del problema, sino que se ha limitado a "denunciar el problema".

El científico ha puesto de manifiesto la necesidad imperiosa de "cortar de manera inmediata la entrada de agua dulce" a la laguna salada para recuperar su estabilidad, ya sea con infraestructuras útiles, como con medidas relacionadas con el cambio en la agricultura y dejando claro que "si hay actividades insostenibles, hay que hacerlas sostenibles", para todo lo cual hay capacidad, pero hace falta "voluntad".

Ruzafa ha puesto en duda que la situación actual pueda ser reversible, pero ha insistido en que hasta el momento "no se ha hecho nada concreto y paliativo" y lo importante es "ser capaces de anticipar" otros episodios similares, porque "en predecir la muerte, acertamos todos, lo difícil es aprovechar el hilo de vida" para la recuperación, algo que será imposible si se sigue "desenfocando el problema, negando lo evidente".

En el debate ha participado también, Santiago Martínez, presidente de Fecoam, que ha asegurado que el sector "ha hecho los deberes", poniendo en marcha medidas de desnitrificación en origen para evitar que los residuos lleguen al Mar Menor, pero ha lamentado que buena parte de los vertidos no son responsabilidad de su sector, sino de la ausencia de un plan de avenidas actualizado que impida escorrentías como las sucedidas durante la gota fría.

Por último, el debate el concejal de Medio Ambiente de Los Alcázares, Antonio Campoy, ha reconocido que los políticos no han estado "a la altura" y no han sabido "escuchar la llamada de auxilio" del Mar Menor durante muchos años, lo que ha desembocado en la actual situación crítica, que ha venido precedida de otros episodios de contaminación, pérdida de calidad turística y medioambiental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas