16 de octubre de 2019
16.10.2019
Desastre ambiental

Los agricultores: "El que la haga que lo pague"

Dejan claro que "nunca" defenderán prácticas ilegales y rechazan que se les vea como los únicos causantes de la degradación del Mar Menor

16.10.2019 | 04:00
Los agricultores: "El que la haga que lo pague"

Si en algo están de acuerdo los agricultores, grandes, medianos y pequeños, es que nadie apoya a quienes, dentro de su sector, incumplen la ley y realizan prácticas prohibidas en el entorno del Mar Menor o en cualquier otra parte de la Región. «El que lo haga, que lo pague, para eso está la ley» y «que nadie piense que vamos a amparar a quienes realicen malas prácticas».

Los representantes de la organización agraria Coag, de la federación de cooperativas Fecoam y de la asociación de productores y exportadores Proexport, manifestaron que están «cansados», y «dolidos» por estar en el punto de mira, «una vez más», y señalados como los principales causantes del estado de degradación de la laguna salada.

El último episodio ha ocurrido este fin de semana, cuando miles de peces y crustáceos aparecieron muertos en la orilla de la playa Villananitos de San Pedro del Pinatar por la falta de oxígeno en el agua, según la explicación dada por los científicos y expuesta por la Administración regional. Una anoxia causada, indicaron, por la gota fría de hace un mes.

«Somos ante todo murcianos y nos preocupa muchísimo lo que está ocurriendo en el Mar Menor, pues también es patrimonio nuestro», apuntó el director genral de Proexport, Fernando Gómez.

Sin embargo, rechazan los ataques que están sufriendo estos últimos días, sobre todo desde el mundo ecologista y también por parte de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien ha apuntado que el modelo agrícola actual «no es sostenible».

De hecho, la ministra visita hoy la Región. A primera hora se reunirá en el Palacio de San Esteban con el presidente Fernando López Miras, y desde ahí se desplazará al Mar Menor, en concreto a Lo Pagán (San Pedro del Pinatar).
Será aquí donde explique, ante los medios de comunicación, las medidas que su departamento va a poner en marcha para revertir la situación de la laguna salada.

Decreto ley

El presidente de Coag, Miguel Padilla, insistió ayer en que «si hay regadíos ilegales o malas prácticas agrarias, y se descubren, que se atajen de forman contundente, pero que no nos metan a todos en el mismo saco».

Padilla recordó que desde su organización llevan pidiendo desde hace más de dos años (especialmente tras el episodio de sopa verde del verano de 2016) la aprobación de una Ley Integral del Mar Menor, que ahora anuncia el presidente que se hará, primero vía decreto ley.

«Bienvenida sea, aunque llega años tarde»,dijo.

Tanto el presidente de Coag como Gómez, y el presidente de Fecoam, Santiago Martínez, coincidieron en defender que esta ley «va a poner a cada uno en su sitio».

El sector productor defiende que en esta nueva normativa tienen que estar muy bien delimitados «todos los sectores» que inciden en el estado del Mar Menor: los ayuntamientos (por la parte del urbanismo y las aguas residuales), las industrias y el turismo (especialmente el náutico), entre otros.

«Hay que elimitar lo que más perjudique de unos sectores y otros; y lo que nos corresponda a nosotros hacerlo y ya está», indicó Miguel Padilla.

Los productores apelan a que la ley incluya medidas «razonables» y «tajantes», pero basadas en criterios técnicos y no políticos. «Nosotros asumiremos sin problems nuestra parte».

Fernando Gómez, de Proexprot, recordó que ya está en vigor la Ley de Medidas Urgentes del Mar Menor, que centraba todas sus actuaciones en la agricultura. Recordó que aunque el sector intentó cambiar algunos artículos de la Ley, «una vez que entró en vigor la hemos estado cumpliendo». «Hay acciones ejemplarizantes en sostenibilidad y buenas prácticas agrarias».

Cambiar el modelo

El presidente de la federación de cooperativas agrarias no esquivó las declaraciones de la ministra Ribera. «Nos dicen que hay que reconvertir la agricultura; y yo digo que si hay que reestructurar el sector en el Campo de Cartagena, que se haga; pero que también la administración se encargue de tener limpios todos los cauces públicos y que se evite que lleguen vertidos a través de ellos a la laguna».

Santiago Martínez defendió que si se pudo hacer en el año 1986 el Plan de Defensa de las Avenidas, que ha evitado inundaciones catastróficas e incluso muertes provocadas por la DANA histórica del mes pasado, se puede elaborar un plan agrícola con muy amplias miras en el Campo de Cartagena.

Por último, el presidente de Coag, Miguel Padilla, insistió en reclamar que no se «demonice» a nadie, a la vez que subrayó que «lo que hay, está porque se ha permitido».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook