15 de octubre de 2019
15.10.2019
Justicia

Los ciudadanos, reticentes a formar parte de los jurados populares

El juicio del joven asesinado en julio de 2016 en Lorca tuvo que ser aplazado por falta de candidatos

15.10.2019 | 13:05
Los ciudadanos, reticentes a formar parte de los jurados populares

La suspensión del juicio que se iba a iniciar este lunes por la muerte de un joven ocurrida en julio de 2016 en Lorca al ser apuñalado presuntamente por otro ha puesto de manifiesto de nuevo las reticencias de los ciudadanos a formar parte de los jurados populares.

En esta ocasión, la vista oral ha tenido que ser aplazada hasta el 18 de noviembre debido a que a la hora de proceder a la selección de los jurados se observó que no habían acudido a la cita el número necesario para ello.

La Ley del Jurado establece que antes del inicio de la vista oral propiamente dicha se habrá de efectuar la selección de los nueve jurados titulares y dos suplentes de entre los 36 candidatos que deben haber sido seleccionados con anterioridad.

Aunque las causas para aceptar la no inclusión en estos tribunales son muy restrictivas y pese a que el presidente del jurado tiene potestad para sancionar a los convocados que no comparezcan ni justifiquen su ausencia, en este caso no se presentaron en la Audiencia el número necesario para la selección.

Esa suspensión obligará a tener que repetir todo el trabajo desarrollado para la preparación del juicio, que, según han indicado fuentes judiciales, fue grande debido a que son doce los acusados y numerosas las pruebas a desarrollar en la vista oral.

De hecho, estaba programado que el juicio se prolongara hasta el 24 de octubre, día en que, de cumplirse las previsiones, se entregaría a los jurados el objeto del veredicto.

No es esta la primera vez en que la Audiencia Provincial de Murcia se ve obligada a suspender un juicio con jurado, ya que en noviembre de 2018 se vio obligada a tomar esa decisión en el caso de la muerte de una mujer en el transcurso de un enfrentamiento entre clanes rivales ocurrido en Mazarrón unos años antes.

En aquella ocasión, la vista tuvo que ser aplazada al faltar candidatos para cubrir una plaza de jurado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook