14 de octubre de 2019
14.10.2019
La Opinión de Murcia
Crisis en el Mar Menor

Ecologistas culpa de la crisis del Mar Menor al Gobierno, la CHS y la agricultura

La organización critica que el Ejecutivo regional "no solo no ha intentado pararle los pies al regadío intensivo, sino que lo ha defendido"

14.10.2019 | 11:10
Peces muertos en el Mar Menor.

Ecologistas en Acción rechazó este lunes que la gota fría haya sido la causante de la mortandad de peces en el Mar Menor y recuerda que la laguna viene recibiendo las aguas de las avenidas desde siempre y nunca tales avenidas ocasionaron un episodio de mortandad masiva, pero señala al gobierno regional, a la CHS y la agricultura como culpables por la "profunda crisis eutrófica" sin resolver.

"Los fertilizantes del regadío intensivo son los principales responsables de la crisis eutrófica del Mar Menor", recalcan en una nota de prensa los ecologistas, quienes critican que la Confederación Hidrográfica del Segura no haya mostrado contundencia ante el crecimiento del regadío intensivo en la zona y la ejecución de miles de pozos y desalobradoras ilegales, si bien reconocen que en los últimos años este organismo de cuenca ha cerrado pozos y desalobradoras y ha desmantelado salmueroductos.

En cuanto al Gobierno regional, según Ecologistas en Acción, "no sólo no ha intentado pararle los pies al regadío intensivo, sino que lo ha defendido y ha contribuido a su expansión, permitiendo roturaciones de miles de hectáreas sin licencia".

En un comunicado, esta organización dice haber sido testigo de lo ocurrido el pasado fin de semana en San Pedro cuando las orillas de la zona norte del Mar Menor se han llenado de miles de ejemplares de anguilas, cangrejos y crustáceos "buscando desesperadamente una vía de escape que en pocas horas desembocó en un olor nauseabundo a muerte y putrefacción".

"Ante la imposibilidad de ocultar el desastre, el Gobierno regional se ha apresurado a echarle la culpa a un fenómeno natural ocurrido recientemente: las lluvias torrenciales provocadas por la DANA", añade.

A juicio de Pedro Luengo, portavoz de EEA, el regadío lleva desde los 80 expandiéndose por toda la llanura que desagua en el Mar Menor que hasta entonces era terreno de secano, vegetación natural "y una pequeña cantidad de cultivos de un regadío que tenía muy poco que ver con la actual agroindustria".

"En las últimas décadas el sector se ha industrializado cada vez más, intensificando la producción, transformando drásticamente el paisaje, eliminando lindes con vegetación natural y aportando ingentes cantidades de fertilizantes y fitosanitarios", señala.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas