13 de octubre de 2019
13.10.2019
Salud

La financiación de Champix por Sanidad podrá beneficiar a 10.000 murcianos

Dejar de fumar será más barato y uno de cada tres usuarios lograrán abandonar el tabaco

12.10.2019 | 18:10
La financiación de Champix por Sanidad podrá beneficiar a 10.000 murcianos

La decisión del Ministerio de Sanidad de comenzar a financiar la vareniclina, un medicamento para dejar de fumar conocido bajo el nombre comercial Champix, podrá beneficiar a partir del próximo año a más de 10.000 murcianos. Esos son los cálculos que se han hecho desde la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Salud murciana para comenzar a implantar esta medida que aún tiene algunos flecos que perfilar entre las comunidades y el Gobierno central.

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, anunció hace unos días que la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) va a incluir la subvención de la vareniclina y cuyo precio está previsto que sea fijado por la Comisión Interministerial como último paso antes de su financiación.

Actualmente, cualquier fumador puede comprar Champix en las farmacias, aunque su precio es uno de los motivos que 'tira para atrás' a los interesados, ya que supera los 300 euros para los tres meses que dura el tratamiento. Ahora, al subvencionarse, los fumadores tendrán una excusa menos para dejar el tabaco, aunque sí que deberán estar motivados y tener claro que quieren hacerlo.

Para que los resultados de este tratamiento sean lo más altos posibles, los expertos consideran imprescindible que el tratamiento farmacológico vaya acompañado de terapia. «El fármaco por sí solo no sirve, es necesario que a los pacientes se les prescriba, además de la vareniclina, un tratamiento cognitivo-conductual», según indica la responsable del Grupo de Tabaquismo de la Sociedad Española de Medicina General y de Familia (SEMG), Andrea Gallego.

En este caso, el propio director general de Salud Pública de Murcia, José Carlos Vicente, subraya que no se facilitará el medicamento a todo el que lo pida sino que la persona deberá demostrar que está motivada para dejar el tabaco, a la vez que tendrá que someterse a un seguimiento por su médico de Atención Primaria, que será quien organice reuniones o pautará el control durante el tratamiento. Vicente afirma que «este medicamento es una buena solución para abandonar el tabaco y ahora se da un paso más con la financiación por parte de las comunidades autónomas».

En un primer momento no todos los fumadores podrán entrar en el programa, ya que se implantará de forma gradual, pero Salud Pública calcula que comenzarán con algo más de 10.000 personas y a partir de ahí irán subiendo. Además, está demostrado que este medicamento logra una tasa de abandono del 35 por ciento, por lo que una de cada tres pacientes que siguen el tratamiento logran dejar de fumar.

El tabaquismo está considerada la primera causa de muerte evitable en España y supone un gran problema de salud pública, de ahí que tanto los médicos de familia como el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) celebren esta decisión.

Precisamente, el presidente del CNPT, Andrés Zamorano, destaca que la combinación del fármaco y la terapia duplica e incluso triplica la probabilidad de éxito de ser exfumador al año de haber comenzado el tratamiento y afirma que el médico de cabecera es el profesional más indicado para hacer el seguimiento.

La terapia cognitivo-conductual consiste en que el paciente conozca sus hábitos de consumo. «Que nos diga por qué fuma, por qué quiere dejarlo, cuáles son las situaciones de riesgo (después de comer, con un café, salidas con los amigos...) y los episodios adversos que le inducen a fumar, como el estrés, la ansiedad o el enfado», indican. Otro de los recursos que aportan los médicos a los fumadores es la elaboración de un 'registro de cigarrillos' en el que estos apuntan la fecha y la hora a la que consumen cada cigarro y donde indican, en una escala del 0 al 10, las ganas de fumar. Este formulario se completa durante una semana y cuando el médico y el paciente lo repasan comprueban en qué situaciones hay que trabajar más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook