11 de octubre de 2019
11.10.2019
Relevo

Mario Armero deja la vicepresidencia de Anfac

El artífice de la planta construida en La Aljorra por General Electric y después adquirida por Sabic se replantea su futuro

11.10.2019 | 13:42

Mario Armero dejará la vicepresidencia de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) en diciembre. El dirigente de la patronal de los fabricantes de vehículos, que fue el artífice de la planta de La Aljorra (Cartagena) dedicada a la fabricación de plásticos que construyó General Electric cuando Armero era presidente de la multinacional para España y Portugal, ha mantenido una estrecha relación con la Región desde que se puso en marcha el proyecto. La factoría fue vendida después a la compañía saudí Sabic.


Anfac ha anunciado en un comunicado oficial que su vicepresidente "continuará en el pleno desempeño de sus funciones hasta finales de año para garantizar una sucesión ordenada en la gestión".

La organización empresarial explicia que «Mario Armero, tras más de ocho años en el cargo, ha decidido poner fin a su etapa al frente de la Asociación Española de Fabricantes de Vehículos y Camiones para darle un nuevo rumbo a su carrera laboral».

La junta directiva de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha aprobado la salida de Mario Armero como vicepresidente ejecutivo de la organización después de casi ocho años en el cargo.

Dichas fuentes explicaron que la salida de mutuo acuerdo de Armero se adoptó en la junta directiva que se celebró este jueves en la sede madrileña de la asociación y que la decisión responde al cambio de ciclo que está adoptando Anfac.

De esta forma, Armero pondrá fin, el próximo mes de diciembre, a casi ocho años al frente de la dirección de Anfac, después de su nombramiento a principios de 2012 como vicepresidente ejecutivo, una nueva figura creada 'ad hoc' tras la salida de Luis Valero como director general.

En este período al frente de la organización de fabricantes de automóviles en España Armero ha trabajado en la consecución de diferentes planes de ayuda por parte del Gobierno. Así, pocos meses después de su llegada a Anfac (septiembre de 2012), se lanzó el primero de los planes PIVE, de ayuda a la compra de vehículos nuevos a cambio de achatarrar uno antiguo.

Este programa, que llegó en un momento muy complicado para el sector del automóvil en España, con bajos volúmenes de matriculaciones, vino acompañado de siete ediciones más, a medida que se fueron agotando los fondos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook