10 de octubre de 2019
10.10.2019
Salud

La prevención del suicidio centra los actos del Día de la Salud Mental

El pasado año fueron más de 130 personas las que se quitaron la vida en la Región

09.10.2019 | 21:40
Jornada de Prevención del Suicidio organizada ayer en el Hospital Morales Meseguer.

La prevención del suicidio se ha convertido este año en el eje de los actos de celebración del Día de la Salud Mental con el objetivo de reducir las cifras que se registran cada año en la Región de Murcia. Concretamente, en 2018 fueron 132 personas las que se quitaron la vida en la Comunidad Autónoma, lo que representa un ligero incremento respecto al año anterior.

El director general de Salud Pública y Adicciones, José Carlos Vicente, participó ayer en la Jornada de Prevención del Suicidio, organizada en el Hospital Morales Meseguer por la Federación de Salud Mental de la Región de Murcia, en la que colabora la Consejería de Salud.

Además, la Consejería comienza este mes la formación a profesionales de Atención Primaria para la prevención del suicidio. De este modo, facultativos como psicólogos, psiquiatras, enfermeros, médicos de familia y trabajadores sociales, trabajarán en la identificación temprana de factores de riesgo relacionados con tendencias suicidas. Precisamente, esta es una de las medidas incluidas en el Programa para el Impulso y Mejora de la Salud Mental 2019-2022.

Estas jornadas se realizan coincidiendo con la celebración hoy, 10 de octubre, del Día Mundial de la Salud Mental. Los actos de este año versan sobre la prevención del suicidio y tienen por lema, 'Conect@ con la Vida'.

En este mismo sentido, desde el Hospital Psiquiátrico Román Alberca insisten en que la conmemoración de este día es una oportunidad para concienciar y movilizar a la población acerca de cuestiones relativas a la salud mental. Además, informan de que cerca de 800.000 personas fallecen por esta causa y otras muchas intentan suicidarse.

«Cada suicidio es una tragedia que afecta a una familia, a una comunidad y a todo un país y que tiene consecuencias duraderas en las personas cercanas a la víctima», apuntan los profesionales de este centro hospitalario. Por ello insisten en que «la buena salud mental hace posible que las personas materialicen su potencial, superen el estrés de su vida y trabajen de forma productiva».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook