10 de octubre de 2019
10.10.2019
Tribunales

Le rebajan la pena por maltratar a su madre y a su hermano porque no vive con ellos

La Audiencia Provincial ha cambiado los 22 meses de prisión por el pago de dos multas de 120 euros cada una

10.10.2019 | 10:18
Le rebajan la pena por maltratar a su madre y a su hermano porque no vive con ellos

La Audiencia Provincial de Murcia ha cambiado los 22 meses de prisión impuestos a un hombre por dos delitos de malos tratos en el ámbito familiar por agredir a su madre y a un hermano menor de edad por el pago de dos multas de 120 euros cada una porque no vivía con ellos.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, indica que el Juzgado, en su resolución de septiembre de 2018, declaró probado que los hechos se produjeron en agosto de ese año, cuando el acusado acudió al domicilio familiar donde residía su madre, la actual pareja de esta y el hermano.

Una vez allí, se dirigió al frigorífico y llenó una bolsa con comida, lo que provocó una discusión con la pareja de su madre, lo que llamó la atención del hermano, que acudió a ver lo que pasaba y que observó que el denunciado había cogido también sus cascos y el cargador de su teléfono móvil.

En ese momento, el acusado abofeteó al menor, y cuando su progenitora le afeó su conducta, la zarandeó, forcejeó con ella y la empujó, aunque esta, con el auxilio de una silla, logró, finalmente, echarlo de casa.

Como consecuencia de la agresión, ambos familiares resultaron lesionados, aunque ninguno de ellos reclamó indemnización alguna.

La sentencia inicial condenó al acusado a dos penas de once meses de prisión cada una por sendos delitos de malos tratos en el ámbito familiar, además de dictarse una orden de alejamiento en cumplimiento de la cual no podría acercarse a menos de 300 metros de sus familiares por la misma duración de las penas de cárcel.

Ahora, el tribunal de la Audiencia, al estimar parcialmente el recurso que presentó el acusado, sustituye esas penas por el pago de dos multas de 120 euros cada una por sendos delitos leves de lesiones, ya que no cabía condenarlo dentro de los malos tratos en el ámbito familiar al no convivir con los perjudicados.

También se modifica lo relativo a la orden de alejamiento, que ahora se fija en 100 metros y con una duración de seis meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook