10 de octubre de 2019
10.10.2019
Especial
Personas mayores

Los Almendros, un nuevo concepto de residencia en un entorno privilegiado

Cuenta con hospital, centro de estancias diurnas, apartamentos tutelados y una residencia con servicio médico las 24 horas

10.10.2019 | 08:25
Los Almendros, un nuevo concepto de residencia en un entorno privilegiado

La residencia Los Almendros, ubicada en el paraje cartagenero de Perín, cuenta con un gran número de instalaciones y dependencias repartidas en un complejo de más de 20.000 metros cuadrados. El centro residencial concede gran importancia al contacto de los residentes con la naturaleza, y buena parte de su extensión son grandes zonas ajardinadas.

«Tenemos un hospital de cuidados medios con 60 camas; un centro de estancias diurnas con 15 plazas; apartamentos tutelados para personas mayores (con capacidad para 40 residentes); y por último, el área residencial en la que se atienden a más de 70 personas, con un módulo especializado en demencias», explican a este diario fuentes de esta empresa, que, además, garantiza a sus clientes «un eficiente servicio médico y de enfermería que atiende durante las 24 horas, así como fisioterapia, terapia ocupacional y atención social, entre otros muchos».

El lugar donde se ubica la residencia es un enclave privilegiado. Por un lado, el complejo se asienta en un entorno rural que rebosa paz, tranquilidad y aire fresco, rodeado de árboles frutales. Por otro, la residencia dista apenas diez minutos del centro de Cartagena y está a tan solo cinco minutos de la autovía.

Los Almendros no es una residencia al uso, pues cuenta con amplias zonas ajardinadas, circuitos de rehabilitación al aire libre, piscina, huertos y hasta mini golf, entre otras instalaciones diseñadas para mejorar la calidad de vida de los usuarios.

La vida en la residencia es de todo menos monótona. Los mayores pueden disfrutar de una amplia gama de actividades desde primera hora de la mañana hasta la noche: rehabilitación, terapia ocupacional, bailes, bingos, manualidades, charlas informativas sobre educación para la salud, musicoterapia, fiestas, conmemoraciones, celebraciones y aniversarios. Y también se realizan excursiones mensuales a distintos lugares de la geografía regional.

De la coordinación de todas estas iniciativas se encarga un «excelente equipo de profesionales», que es, precisamente, uno de los pilares en los que se apoya el éxito de la residencia Los Almendros, que a la hora de trabajar con las familias apuesta por «la integración a nivel intergeneracional en las actividades y el funcionamiento del centro».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook