09 de octubre de 2019
09.10.2019
Pateras

Policías de Cartagena, "muy quemados" porque no les abonan las horas extra que están echando

Denuncian que "cuando llega una patera, van todos los efectivos ahí y la seguridad ciudadana se ve mermada"

08.10.2019 | 21:05
Policías de Cartagena, "muy quemados" porque no les abonan las horas extra que están echando

«Muy quemados». Así se encuentran los agentes de Policía Nacional de Cartagena que estos días echan el resto ante la llegada de pateras a las costas de la Región. Hacen horas extra y no se les pagan. Sí se les dan días de compensación, pero afirman que también están teniendo problemas a la hora de solicitarlos, explican fuentes policiales.

Señalan que podrían pedirse servicios extraordinarios (ante la previsión), esto es, dinero para cubrir esas horas que se echan de más al haber mucho trabajo, pero para solicitar esto ha de hacerse una previsión y pedirlo, al menos con un mes de antelación, a Madrid. Algo que, aseguran, no se está haciendo desde la Comisaría de Cartagena.

Aseguran que, por ejemplo, en la vecina provincia de Almería estos servicios sí se están pagando. Insisten en que se ha pedido «tanto a nivel particular como por los sindicatos», sin respuesta.

Los agentes no solamente se ocupan de atender en el puerto a los inmigrantes que llegan: muchas veces, debido a que el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Sangonera está lleno, se ven obligados a trasladar a estas personas a ciudades como Valencia y Madrid, para que sean internados en centros de allí. «Ahora mismo hay cinco compañeros en Madrid», puntualizan.

Los agentes precisan que llevan «cinco años así y no se hace nada por solucionarlo», y califican de «desastre» la planificación.

Y van más allá, ya que, recalcan, «cuando viene una patera grande, la seguridad ciudadana en Cartagena se ve mermada, porque prácticamente todos los efectivos se dedican a gestionar» la llegada de los inmigrantes.

Se dejan la piel especialmente los agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), aunque al final es toda la plantilla (actualmente trabajan casi 300 policías nacionales en Cartagena) la que se ve afectada.

Ahora mismo, cuando llega una barcaza al Puerto de Cartagena, «sólo está Cruz Roja» y la Policía Nacional. No hay más organizaciones no gubernamentales. Distintas fuentes, de asociaciones humanitarias y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, apestan por «establecer estos dispositivos de forma permanente, al menos en el periodo en el que se sabe que están llegando pateras».

Desde la Delegación del Gobierno afirman que «el dispositivo actual de Capitanía Marítima, Guardia Civil, Salvamento Marítimo, Policía Nacional y Cruz Roja, es inmenso como para afrontar con garantías cualquiera de estos episodios de llegada de pateras». «Durante estos días no se prevé una llegada masiva, lo cual no quiere decir que no llegue alguna patera, pero, de momento, los vuelos de Frontex no detectan nada», añade este organismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook