05 de octubre de 2019
05.10.2019
Litoral

Entre los años sesenta y el 2018 se han ocupado 67 kilómetros cuadrados con fines turísticos

La tendencia de este siglo es la de alejar de la costa el turismo de sol y playa en pro de resort con campos de golf

04.10.2019 | 21:16

No tienen cuantificada la superficie de las zonas que potencialmente serían urbanizables con fines turísticos en la Región, pero sí saben el efecto del 'ladrillo' desde los años 60: hasta los años 80 se ocuparon 23 kilómetros cuadrados; 17 km2 de los '80 al año 2000 y del año 2001 al 2018, 27,4 km2, explicó el Fernando García. Es decir, 67,4 km2 en apenas seis décadas.

El arquitecto explicó que la tendencia urbanística con fines turísticos de este siglo es construir grandes resort con campos de golf, que ocupan mucho terreno

«En estas casi dos últimas décadas se ha ocupado más superficie pero, a la vez, ha estado más alejada de la costa y se ha optado por un modelo distinto al habitual: amplios resort con campos de golf incluidos», comentó García. Poco queda ya por urbanizar en primera línea de playa.

Estas nuevas urbanizaciones se ubican a unos 20 o 30 kilómetros de la costa y siguen un modelo «totalmente distinto» a lo anterior. «Ocupan grandes superficies de terreno pero con menos residentes y tienen un efecto negativo, además de que su ubicación no está clara dentro del ordenamiento territorial» de los municipios, añadió. La gran asignatura pendiente es, pues, la regulación de estos espacios.

Para el experto de la UPCT se debe tender hacia lo que ya se está haciendo en la vecina comunidad valenciana con el Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral (PATIVEL).«Es una herramienta que obliga a los ayuntamientos a desclasificar el suelo urbanizable pero aún no construido en la línea de la costa para protegerlos como espacios verdes».

La Región de Murcia tiene 258 kilómetros de línea de costa, el 26,19% (67,6 km) es acantilado alto (de más de 20 metros de altura); el 11,82% (11,82 km) es acantilado medio (entre 2 y 20 m de altura); el 6,55% (16,9 km) es costa rocosa baja (menos de 2 metros de altura) y el 32,62% (84,2 km) son playas. También hay un 22,82% (58,9 km) de litoral transformado por obras artificiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook