04 de octubre de 2019
04.10.2019
Salud

Cerca de mil médicos de la Región de Murcia sufrirán algún trastorno mental

La inestabilidad laboral y la tensión que genera la sobrecarga de trabajo están detrás de la mitad de los casos

04.10.2019 | 04:00
Cerca de mil médicos de la Región de Murcia sufrirán algún trastorno mental

Anestesistas, médicos de familia y pediatras son los más afectados

Cerca de un millar de los 7.000 médicos que prestan asistencia en la Región de Murcia tienen algún problema mental o adicción por la que deberían ser tratados. Sin embargo, el temor que existe entre la población general que sufre estos trastornos a que se les estigmatice también se da entre los facultativos, quienes no se atreven a dar el paso de pedir ayuda y reconocer que tienen un problema por el que necesitan atención.

Así lo asegura el psiquiatra Pedro Pozo, coordinador del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) del Colegio de Médicos de Murcia, quien ayer presentó junto a la presidenta de esta institución, Isabel Montoya, y el presidente del Consejo General de Colegios de Médicos de España, Serafín Romero, el congreso que se celebra estos días en Murcia y en el que especialistas de toda España analizarán la atención que se presta en estos casos a sus compañeros.

El doctor Pozo explica que entre el 10 y el 12 por ciento de los profesionales pueden padecer estor problemas y que antes de pedir ayuda prefieren hacer consultas de pasillo o esconder los síntomas, lo que también supone un riesgo para los pacientes que tienen que atender. Por ello, les insiste en que aprovechen el programa PAIME, basado en la confidencialidad y en la recuperación.

En la actualidad en la Región están siendo tratados 35 médicos por problemas mentales o adicciones en este programa, aunque desde que se puso en marcha en el año 2004 han sido 62 los que han pasado por él. En los primeros años los hombres superaban a las mujeres, ya que no hubo ningún caso de doctoras hasta 2009, habiendose invertido ahora la tendencia en la actualidad y representando las mujeres el 60 por ciento de los casos atendidos.

La sobrecarga de trabajo y la inestabilidad laboral están detrás de la mitad de estos casos, lo que ha hecho que hayan aumentado entre profesionales jóvenes, tal y como destaca la presidenta del Colegio de Médicos de la Región.

En el 60 por ciento de los casos las personas tratadas tienen un problema dual, es decir, que al trastorno mental se une también algún tipo de adicción (alcohol o drogas), un 20 por ciento sólo son atendidos por el problema mental y el 20 por ciento restante por otras causas.

En cuanto a las especialidades en las que más casos de problemas mentales se detectan destaca en primer lugar Medicina Intensiva o Anestesia, con un 30 por ciento; Medicina de Familia, con un 30 por ciento; y Pediatría, con un 10 por ciento. A estas también le siguen Traumatología y Urgencias. En cuanto a las causas, en los primeros puestos están los trastornos del estado del ánimo, el consumo de alcohol, trastornos de ansiedad y adaptativos.

Riesgo de mala praxis

Serafín Romero insiste en que cuando un médico se encuentra en esta situación puede ser un riesgo para el paciente por la alta probabilidad de mala praxis. Por ello, en la mitad de los casos son los propios compañeros quienes dan la voz de alarma y avisan, animando también al afectado a que pida ayuda, en otro 20 por ciento de los casos es el propio superior y en un 10 por ciento los responsables de riesgos laborales.

Doscientos profesionales intentan mejorar la atención a sus compañeros

El VIII Congreso Nacional PAIME (Programa de Atención al Médico Enfermo) arrancó ayer en Murcia con la presencia de cerca de doscientos profesionales que intentarán mejorar los protocolos de atención a los compañeros que tienen algún trastorno mental o adicción. En el encuentro se abordan cuestiones como los riesgos del ejercicio de la profesión médica; la salud, calidad de vida y la realidad del trabajo médico residente; la estigmatización del médico enfermo; la financiación del programa y la divulgación entre los profesionales.

A nivel nacional el PAIME ha llegado a atender a más de 5.100 facultativos, logrando la reincorporación a sus puestos de trabajo del 90 por ciento de ellos.

Se estima que 1 de cada 10 médicos puede padecer uno o más episodios relacionados con enfermedades psíquicas o conductas adictivas durante su vida profesional.

El PAIME sigue las experiencias similares de otros países, especialmente en EEUU, Canadá y Australia, que muestran cómo los programas específicos para médicos obtienen mejores resultados que los servicios destinados a la población en general, tanto por el menor número de abandonos como por un nivel superir de rehabilitaciones.

En este caso, tienen derecho a recibir asistencia del PAIME todos los médicos colegiados y en activo, ya que el programa se creó para que los médicos con problemas psíquicos o adictivos pudieran volver a desarrollar su tarea profesional en las mejores condiciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook