02 de octubre de 2019
02.10.2019
Educación

Gobierno y universidades tienen "encauzado" el nuevo plan de financiación

El presidente del Ejecutivo Regional, Fernando López Miras, manifestó ayer que "no creo que haya demasiado problema en aprobarlo" durante el próximo año

01.10.2019 | 21:45
José Luján, Fernando López Miras y Alejandro Díaz, de izquierda a derecha.

Los rectores de la UMU y UPCT reivindicaron en la apertura del curso más recursos para mejorar la capacidad investigadora.

El Gobierno regional y las universidades públicas, Universidad de Murcia (UMU) y Universidad Politécnica de Cartagena, UPCT, tienen «encauzado» el Plan de Financiación 2021-2025, un plan que «no creo que haya demasiados problemas en aprobar» a lo largo del año que viene, apuntó ayer el presidente de la Comunidad Autónoma Fernando López Miras.

Miras hizo estas declaraciones antes del acto solemne de apertura del curso académico universitario 2019-2020 que se celebró ayer por la mañana en el salón de actos de la Facultad de Economía y Empresa de la UMU, un acto que él presidió.

El jefe del Ejecutivo Regional también manifestó que reducir el precio de las matrículas de grados (que llevan congeladas varios cursos) y de los postgrados es el objetivo, pero echó la culpa a la escasa financiación autonómica el no haberlo aprobado ya: «Nos gustaría, pero no nos salen las cuentas», subrayó. Y recordó que el Gobierno estatal le debe a la Región 234 millones de euros de entregas a cuenta (anticipos de la financiación autonómica).

Miras apuntó que el nuevo plan de financiación plurianual «marcará las líneas de trabajo que dirigirán la política universitaria en los próximos años» y esperó que les haga llegar «más lejos».

El presidente de Comunidad reconoció que otra asignatura pendiente que tiene la universidad pública en la Región es que no se vayan jóvenes talentos o que vengan de fuera. «Son reivindicaciones cuyas soluciones ya estamos barajando», indicó.

Miras aseguró que «la calidad docente debe ir acompañada de un trato justo en lo profesional», por eso, dijo que el nuevo Plan de financiación plurianual «debe ir más allá de asegurar una adecuada planificación presupuestaria en las universidades, y hacer que éstas logren también una estabilidad similar en sus plantillas docentes e investigadoras, ofreciendo al gran número de profesores asociados la posibilidad de incorporarse a sus centros como titulares».

Dar un paso más en la internacionalización de estos «dos templos del conocimiento», que, dijo, ha mejorado, fue otras de las cuestiones destacadas por el presidente regional.

Las demandas de los rectores

Mejorar su financiación para afrontar la continua demanda de rebajar los precios de grados y másteres; incrementar su capacidad investigadora y de transferencia del conocimiento; mejorar la internacionalización, retener el talento; y renovar sus plantillas, altamente envejecidas, son las principales reivindicaciones que los rectores de las universidades de Murcia y Cartagena, José Luján y Alejandro Díaz, respectivamente, plantearon ayer.

Díaz fue el primero en intervenir en el acto, y subrayó que «la inversión en formación universitaria vuelve al Estado en forma de impuestos multiplicada por un factor 6».

El rector de la UPCT reclamó un potente contrato-programa basado en la rendición de cuentas en base a unos objetivos estratégicos de interés para la Región, «porque tenemos que ganarnos el apoyo financiero» y animó a los empresarios a invertir en las universidades públicas.

«Mientras la ciencia española no cuente con niveles de inversión, públicos y privados, similares a los de los países de su entorno estaremos en inferioridad de condiciones para el desarrollo de ciencia excelente», insistió el Alejandro Díaz, quien calificó de «palos en las ruedas» que frena el avance de las universidades la Ley de Contratación Pública, que complica la adquisición de bienes o servicios sobre todo en el ámbito de la investigación; el actual sistema de prácticas en empresas, que obliga a cotizar por ellas; o las auditorías de la Agencia Estatal de Investigación.

En la misma línea se pronunció el rector murciano, José Luján, quien apuntó que para que la Universidad pueda dar respuesta a la necesidad de una formación superior «especializada que reclaman los vertiginosos avances tecnológicos», es necesaria esa mayor financiación.

«La Universidad del futuro será docente e investigadora o no será», insistió Luján.

Para ello, reclamó tanto «autonomía» para desarrollar su investigación y su docencia, como «autonomía financiera» adecuada a sus necesidades. «Hay que asegurar a las universidades públicas regionales la financiación suficiente que garantice que puedan cumplir su misión de servicio con la solvencia, calidad y generosidad que esperan los ciudadanos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook