01 de octubre de 2019
01.10.2019
Seguridad

La Región contará con un nuevo centro para inmigrantes

Se ubicará en el Puerto de Cartagena y los acogerá durante las primeras 72 horas, antes de que pasen a disposición judicial

30.09.2019 | 20:55
Fachada del CIE de Sangonera.

Los 250 argelinos que llegaron en patera serán deportados en un mes.

El Ministerio del Interior, a través de la Delegación del Gobierno, tiene previsto abrir un nuevo centro para atender a los inmigrantes que lleguen en patera a la Región. Será un Centro de Acogida Temporal para Extranjeros (CATE) y se ubicará en el Puerto de Cartagena, según explicó ayer el delegado del Gobierno, Francisco Jiménez.

Jiménez avanzó que los extranjeros que lleguen en pateras serían atendidos en este centro durante las 72 horas siguientes a llegar a las costas de la Región, que es el plazo legal que existe antes de que pasen a disposición judicial. Los inmigrantes estarían allí en lugar de enviarlos a las Comisarías de Policía. Allí se les dará atención sanitaria, para descartar enfermedades graves, y se les tomará los datos sobre su identidad.

El delegado no especificó ni cuándo se habilitará ni qué número de plazas tendrá este nuevo local, pues está «en una fase muy incipiente» y se está en negociaciones con el Puerto de Cartagena.

Jiménez hizo estas declaraciones tras un fin de semana 'caliente' de llegada de pateras con inmigrantes: docientos cincuenta fueron rescatados en alta mar y llevados al Puerto de Cartagena desde el jueves pasado. Todos ellos eran argelinos, que serán expulsados en el plazo de un mes.

Jiménez indicó que los inmigrantes fueron avistados y recogidos por Salvamento Marítimo y Guardia Civil en la mar, llevados a disposición de Policía Nacional tras llegar a tierra y se aplicó la legislación, activándose el plan nacional de recogida del Ministerio de Trabajo, pasando los irregulares al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) o bien a las organizaciones no gubernamentales colaboradoras.

La Fundación CEPAIM se hizo cargo de 130, e instaló a 70 de ellos en los pisos y albergues que tiene en la Región. Y han trasladado a otros sesenta a las instalaciones que tienen en provincias limítrofes como Alicante y Almería.

Fuentes de Cruz Roja de la Región de Murcia explicaron que ellos no habían intervenido en esta ocasión porque no se lo había solicitado la Delegación del Gobierno, pero que «estamos a disposición del Ministerio».

No hay que politizar

Francisco Jiménez pidió a todos los partidos políticos y a los alcaldes que no intenten politizar la política de inmigración «porque el delegado del Gobierno no va a estar saliendo continuamente a cada acusación que se hace infundadamente».

Jiménez calificó de «encomiable» la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de Salvamento Marítimo y de Capitanía Marítima «como he podido comprobar estos cuatro días, en los que han trabajado 24 horas al día» con un dispositivo de más de doscientos agentes volcados en el control inmigración.

El delegado recordó que a los llegados se les incoa expediente de expulsión y en un mes serán expulsados y devueltos a su país, Argelia, «cumpliendo con la normativa». Apuntó que este año han llegado a la Región casi los mismos argelinos que el pasado año (hasta el 30 de septiembre), cuando 599 irregulares alcanzaron las costas murcianas. En esta ocasión han sido 619, veinte más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook