01 de octubre de 2019
01.10.2019
Turismo

Hostemur teme una guerra de precios por el impacto del Brexit y la quiebra de Thomas Cook

Los hosteleros dan por hecho que las islas tratarán de captar a los visitantes que recibe la Región

01.10.2019 | 07:51

Muestran su inquietud ante las posibilidades de recuperación del Mar Menor para el próximo año.

Hostemur teme que la quiebra del mayorista turístico Thomas Cook y la fuga de turistas británicos provocada por el Brexit lleve a las islas y a destinos como Benidorm a abrir una guerra de precios para captar a los visitantes que recibe la Región.

El presidente de Hostemur, Jesús Jiménez, que ayer presentó la Fiesta de la Hostelería y el Turismo 2019, prevista para el próximo lunes en Lorca, hizo repaso de algunos de «los nubarrones» que ensombrecen las perspectivas del turismo regional en estos momentos. El máximo responsable de la patronal de la hostelería también mostró su inquietud ante las posibilidades de recuperación que puede tener el Mar Menor de cara a las campañas de Semana Santa y de verano de 2020.

La quiebra del mayorista británico Thomas Cook no ha tenido una incidencia directa en la Región, pero las empresas murcianas tienen claro que acabarán sufriendo los efectos colaterales de su desaparición, dado que aportaba varios millones de turistas a Canarias, Baleares y otros destinos de la península, que ahora tratarán de captar a los visitantes nacionales.

El cierre del gigante del turismo se ha producido apenas un mes antes de que se materialice el Brexit, que también contribuirá a vaciar los hoteles de las zonas más dependientes del turismo británico, si finalmente llega a producirse y el próximo 31 de octubre hay un divorcio sin acuerdo entre Reino Unido y la UE.

Por otra parte, también la Región tiene una gran dependencia del turismo procedente de Reino Unido. Más del 80% de los visitantes extranjeros que llegan por el aeropuerto de Corvera proceden de Gran Bretaña, por lo que está cundiendo entre las empresas el temor a una guerra de precios que, además de provocar un fuga de clientes, origine también una caída de las tarifas.

Jesús Jiménez, que compareció ayer junto a la secretaria general de Hostemur, Laura Mateo; y el presidente de la Asociación de Bares Especiales de la Región, Pedro Martínez, recordó que la campaña de verano estaba siendo similar a la del año anterior, hasta que irrumpió la gota fría, que ha causado grandes daños en el sector y ha obligado a muchos establecimientos a cerrar a causa de las inundaciones.

La DANA, que ha dejado hasta 335 litros por metro cuadrado en La Manga y ha provocado inundaciones en todos los municipios ribereños, que todavía están recuperándose de los destrozos, ha causado una brusca caída de la actividad turística en el Mar Menor. No obstante, las elevadas temperaturas registradas antes y después del temporal han ayudado a mantener la ocupación en otras zonas.

500 hoteles están abocados al cierre en España

La desaparición del gigante turístico Thomas Cook anunciada el pasado 23 de septiembre complica la temporada de otoño para muchos hoteles y empresas españolas dependientes del operador británico que se verán afectadas por su cierre. La quiebra de Thomas Cook causará el cierre «inmediato» de 500 hoteles en España, según la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), después de un verano con un nuevo récord. Según las previsiones del Gobierno, 29,6 millones de turistas llegaron en el tercer trimestre, un 1,7% más que el año anterior.
 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook