01 de octubre de 2019
01.10.2019
Gota fría

Los Alcázares llevará a los tribunales a Fomento y a la concesionaria de la AP-7

El alcalde acusa a la empresa que construyó la autopista de no canalizar debidamente la rambla de La Maraña, causante de las inundaciones en la población

30.09.2019 | 22:19
Cervera y León, acompañados por el secretario general del PSOE, Diego Conesa, visitaron ayer la zona por la que discurre este cauce "de origen artificial"

Sostiene que la carretera "se convierte en una presa" cuando llueve y anuncia que pedirá una indemnización.

El Ayuntamiento de Los Alcázares llevará a los tribunales al Ministerio de Fomento y a la concesionaria de la AP-7 para exigirles responsabilidades por los daños que las inundaciones han causado en la población. El Consistorio considera que la empresa adjudicataria no tuvo en cuenta la necesidad de dar salida a las ramblas que desembocan en el Mar Menor al construir el trazado de la autopista de Cartagena a Alicante, según ha informado el alcalde, Mario Cervera. El regidor avanzó que todavía no se ha determinado el importe de la indemnización exigirá la Corporación a la sociedad, aunque recordó que los daños causados por la DANA en el municipio se han calculado en 210 millones de euros, parte de los cuales imputa a las deficiencias de la obra.

El regidor de Los Alcázares explicó a La Opinión que ya ha dado instrucciones a los Servicios Jurídicos para preparar las demandas contra Fomento y contra la concesionaria de la AP-7, que discurre paralela a la costa entre Cartagena y Alicante. Esta autopista es de peaje entre Alicante y el límite con la Región, pero entre San Pedro del Pinatar y Cartagena es gratuita, dado que no existe ninguna otra vía alternativa a la antigua N-332 entre los municipios que bordean el Mar Menor.

Mario Cervera explicó que esta autopista «se convierte en una presa» cuando llueve, dado que no fueron debidamente encauzadas las ramblas sobre las que discurre, lo que da lugar a un embalsamiento del agua, que después acaba en la población.

Precisó que la reclamación municipal se sustentará en unas sentencias judiciales que han dado la razón a dos agricultores cuyas tierras también quedaron inundadas a consecuencia de la construcción de la autopista. «Los agricultores demostraron que había serias deficiencias», explicó el regidor de Los Alcázares, quien confía plenamente en que las demandas del Consistorio van a prosperar.

El Ayuntamiento está realizando una valoración de los daños que pueden imputarse a la retención de agua provocada por la autopista, que después anega las calles del pueblo. Cervera recordó que las pérdidas causadas por el temporal se han evaluado inicialmente en 210 millones, parte de los cuales se reclamarán a la concesionaria.

Aunque el alcalde de Los Alcázares es socialista, al igual que el Gobierno central, Cervera afirmó que no renunciará a defender «los intereses del municipio por intereses partidistas».

Después de haber sufrido dos inundaciones en menos de tres años, el alcalde también comparte la visión del presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Mario Urrea, quien no descarta posibles expropiaciones para liberar el cauce de la rambla de La Maraña, causante en gran parte de los daños que causan las inundaciones. En este sentido, recordó que el Ayuntamiento ya ha decidido demoler varias construcciones situadas en el cauce, como «el muro perimetral del polideportivo y el escenario del recinto de las fiestas».

También la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, planteó la necesidad de revisar la situación urbanística durante su visita a la población tras las inundaciones y dejó claro que los daños «se repetirán».

Colaborará con Torre Pacheco para buscar salida a otra rambla

Los alcaldes de Los Alcázares, Mario Cervera, y de Torre Pacheco, Antonio León, trabajarán juntos para reclamar la solución a los problemas que origina otra rambla procedente de las pedanías del Campo de Murcia, que «desemboca en una carretera». Cervera y León, acompañados por el secretario general del PSOE, Diego Conesa, visitaron ayer la zona por la que discurre este cauce «de origen artificial, según apuntó el regidor del municipio marmenorense. «El alcalde de Torre Pacheco y yo hemos entendido que en este asunto debíamos ir cogidos de la mano, por lo que hemos comenzado ya a trabajar para que queden muy claras cuáles son las delimitaciones de cada una de las administraciones». Cervera se quejó de que hasta ahora todo el mundo ha tratado de «echar balones fuera». Por su parte, Diego Conesa apuntó que también «es fundamental la colaboración de la Confederación Hidrográfica del Segura y de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook