28 de septiembre de 2019
28.09.2019
La Opinión de Murcia
Agua

Los regantes saldrán a la calle si no se cambia la concesión del agua desalada

Advierten que la fórmula elegida por el Ministerio para optar a los recursos de Torrevieja puede dejar fuera a muchas comunidades

27.09.2019 | 20:03
Los regantes saldrán a la calle si no se cambia la concesión del agua desalada

Muy enfadados, tanto que no descartan movilizaciones si el Ministerio para la Transición Ecológico no los reconsidera. Los regantes levantinos del Trasvase Tajo-Segura tienen dos razones. En primer lugar, han rechazado con contundencia la fórmula elegida por el Ministerio para otorgar las concesiones de los 80 hm3 del agua desalada de la planta de Torrevieja (Alicante).

El anuncio con las condiciones, publicado hace unos días por la Confederación Hidrográfica del Segura, «y que se hizo con nocturnidad y alevosía», contiene «errores de bulto» que dificultarán mucho la gestión de este agua, advirtió ayer el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez.

Jiménez, que dejó claro que los regantes sí quieren ese agua, «pero no a toda costa», explicó que no veían claro que se otorgaran 61 concesiones de agua (una para cada comunidad de regantes) en lugar de seguir como hasta ahora, con la gestión de esos recursos centralizada en el Sindicato. «Es la solución más lógica para una gestión conjunta y pacífica y la que quieren los regantes y así se lo habíamos propuesto al Ministerio, que con gran descortesía no nos ha contestado y a cambio ha sacado este anuncio».

Jiménez, que convocó ayer una reunión urgente de la Junta de Gobierno del Scrats para abordar este tema, exigió también que se sacara un nuevo anuncio corrigiendo también los plazos, pues «muchas comunidades pueden quedarse fuera de las concesiones porque no les dé tiempo a presentar su petición».

Y también quiso dejar claro que ese agua desalada no va a sustituir los recursos del Trasvase ni de otros usos: «No va a haber intercambio de cromos».

Decreto de sequía

La segunda razón de su enfado es la decisión del Ministerio de no prorrogar el Decreto de Sequía, algo que ya había anunciado el Ministerio. Los regantes dudan de que se puedan poner en marcha los pozos de sequía o recibir concesiones de agua desalada que no sea de Torrevieja, sin el amparo del decreto a partir del 1 de octubre. Y conminan al departamento de Teresa Ribera a que les digan cómo se puede hacer, «para mayor tranquilidad de todos». «Necesitamos soluciones».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook