27 de septiembre de 2019
27.09.2019
Carta a la militancia de Podemos

Urralburu se despide: "Podemos no es ya la herramienta de cambio"

El secretario general en la Región no se va solo: "Me acompañan en esta decisión mi compañera de escaño María Giménez, así como todos los cargos y trabajadores que han formado parte del proyecto que hasta hoy he encabezado"

27.09.2019 | 09:25
Urralburu se despide: "Podemos no es ya la herramienta de cambio"

Óscar Urralburu hará público este viernes su decisión de dejar Podemos y marcharse a Más País, el partido recién creado por Íñigo Errejón. Tanto él como su segunda en la Región de Murcia, María Giménez, abandonarán su acta de diputados en la Asamblea Regional.

Esta es la carta íntegra en la que Urralburu ha comunicado a sus compañeros de partido su decisión.

Estimados compañeros y compañeras.

A lo largo de los últimos cinco años he trabajado para cumplir con el mandato que me encargasteis hasta en dos ocasiones, en 2015 y 2017. En este tiempo he dedicado todas mis fuerzas a desarrollar el proyecto que entre todos y todas íbamos construyendo. Ha sido un honor y una experiencia tan intensa como ilusionante; para mí, para mi equipo y, espero que también, para la gente que nos ha apoyado en ella. Por eso, antes de cualquier otra consideración, me gustaría manifestar la enorme tristeza desde la que os comunico mi decisión de dimitir del cargo.

En mayo de 2015 los votos de decenas de miles de murcianos y murcianas nos llevaron a la Asamblea Regional, a mí y a cinco compañeros y compañeras más. Durante aquellos meses de aprendizaje y aventuras compartidas, nuestra estrategia política en la Región de Murcia estaba totalmente alineada la dirección del partido en Madrid, y los buenos resultados electorales validaban nuestra forma conjunta de proceder. Lamentablemente, tras las elecciones del 20D, en 2015, empezaron a producirse cambios que, desde nuestro punto de vista, fueron alejándonos progresivamente del proyecto original, cambios que tanto en la Región de Murcia como a nivel nacional, se fueron traduciendo en una merma progresiva de apoyos electorales. Hemos cometido muchos errores y, por supuesto, no todos son atribuibles a la dirección de Pablo Iglesias, pero lo cierto es que cada nuevo y traumático golpe de timón a nivel nacional, nos iba alejando poco a poco en la Región de Murcia del proyecto que tanto nos había ilusionado en un principio.

Tales fueron algunas de las razones que nos llevaron a apostar por Recuperar la ilusión, en Vistalegre 2 y, posteriormente, a mantener en la Región de Murcia lo que, desde nuestro punto de vista, eran las bases originarias del proyecto. Desde esa diferencia leal y constructiva hemos intentado siempre defender el proyecto de la mejor manera posible. Como Secretario General y en lo personal he trabajado siempre por y para el proyecto colectivo, con lealtad y respetando estrictamente las normas del partido. No encontraréis en la hemeroteca una sola palabra mía contra nadie o contra la linea oficial del partido. Del mismo modo que tampoco he dejado nunca de explicar mi desacuerdo donde correspondía, en los órganos del partido, cuando a mi juicio se estaban cometiendo errores. Esa, y no la servil obediencia ciega, ha sido siempre para mí la verdadera idea de lealtad. Sin embargo, ahora mismo considero que no existe espacio alguno de discrepancia constructiva dentro de PODEMOS, un partido en el que los órganos ya no funcionan democráticamente. Ahora más que nunca nuestro partido depende de los aciertos de Pablo Iglesias, al tiempo que la gente que más lo necesita pende de sus errores.

La pérdida de veintinueve diputados en las elecciones generales del pasado 28 de abril, la consiguiente debacle en las elecciones municipales y autonómicas en una campaña en la que no contamos con el apoyo de la dirección estatal, y la incapacidad, después de estos últimos comicios, de materializar los votos que nos confió la ciudadanía en un gobierno progresista de coalición, han convertido este proyecto en algo en lo que ni yo ni mi equipo podemos reconocernos ya. Llevamos cinco años en la política nacional y no hemos conseguido cambiar normas y políticas muy lesivas para la vida de las personas, desde la reforma laboral hasta la ley mordaza, pasando por la ley Wert. Hemos tenido una nueva oportunidad tras el 28 de abril y hemos vuelto a fallar.

Por todo ello, para mí y para mi equipo, PODEMOS no es ya la herramienta de cambio por la que decidimos dar el salto a la política. Aunque, desde nuestro punto de vista, no está todo perdido y, dadas las circunstancias, debemos aprovechar la nueva oportunidad histórica que tenemos para ofrecerle a la gente una nueva y, desde nuestro punto de vista, más eficaz herramienta electoral para conformar un bloque progresista que pueda cambiar las cosas en nuestro país. Esa es la razón por la que, además de dimitir, he decidido apoyar la propuesta de Íñigo en el caso de que definitivamente presente candidatura en la Región. Me hubiera gustado no tener que elegir, como he dicho tantas veces en el CCE, pero una vez las circunstancias obligan tengo que ser honesto y fiel a mis principios.

Dimito como Secretario General de PODEMOS y dejo además mi acta como diputado en la Asamblea Regional. Me acompañan en esta decisión mi compañera de escaño María Giménez, así como todos los cargos y trabajadores que han formado parte del proyecto que hasta hoy he encabezado. Puedo asegurarte que no ha sido fácil para mí, ni desde luego para muchos de los miembros de mi equipo que, con esta decisión, perderán entre otras muchas cosas su puesto de trabajo. No puedo dejar de expresar aquí mi admiración por cómo han demostrado que la coherencia política y el compromiso deben estar siempre por encima de situaciones e intereses particulares.

Nuestro mayor empeño estos días ha sido dejar el partido en las mejores condiciones posibles. Las cuentas quedan perfectamente claras y saneadas, y el trabajo político está organizado para que la gestora que ocupe nuestro lugar pueda afrontar el primer periodo legislativo con todas las garantías.

Como decía al principio, nos despedimos con una enorme tristeza. Pero antes de despedirme quiero pedir disculpas por mis errores en este tiempo y por las incomodidades que esta decisión os pueda provocar, al tiempo que deciros que en mi recuerdo queda la admiración por la confianza que, durante todos estos años, habéis depositado en nuestra manera de hacer las cosas. Hemos compartido durante cinco años una intensa y apasionante vida política, y sin duda juntos hemos hecho Historia en la Región de Murcia y en España. Hagamos honor a esos años, y a la Historia. No dejemos que nuestras diferencias actuales los empañen. Yo, por mi parte, haré todo lo posible para que así sea.

Un abrazo y muchas gracias por todo.
Óscar Urralburu.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook