20 de septiembre de 2019
20.09.2019
Estudio sobre pobreza

La comarca de Cartagena-Mar Menor, por encima de la media regional en pobreza severa

Un 32% de la población de la Región se encuentra en situación de exclusión social

20.09.2019 | 12:51
La comarca de Cartagena-Mar Menor, por encima de la media regional en pobreza severa

Un 32 por ciento de la población de la Región de Murcia se encuentra en situación de pobreza y exclusión social o en riesgo de padecerlas, un porcentaje que se eleva hasta el 36,3 por ciento en la comarca del Campo de Cartagena-Mar Menor y hasta el 35,6 por ciento en la ciudad de Lorca.

Así se desprende del estudio realizado por la Red de Lucha contra la Pobreza (EAPN) sobre las condiciones de vida y bienestar social de la población en riesgo de pobreza y exclusión de la Región de Murcia, que se ha presentado este viernes en la Universidad de Murcia.

Para la presidenta de EAPN en la comunidad autónoma, Rosa Cano, esta investigación, que ha supuesto dos años de trabajo y está financiada por la comunidad autónoma, ofrece los datos "más fiables y exhaustivos" de cuantos hasta ahora se han publicado sobre pobreza y exclusión y aportan una "oportunidad sin precedentes" para poner en marcha políticas que reviertan esa situación a partir de un diagnóstico real de la misma.

El estudio sitúa la denominada tasa AROPE, que mide el número de personas en situación o riesgo de pobreza, en el 32 por ciento de la población, un porcentaje muy superior a la media nacional y que EAPN quiere reducir al menos entre 6 y 8 puntos en esta legislatura.

Por comarcas, superan esa tasa las de Campo de Cartagena-Mar Menor, con un 3653 por ciento; Vegas Alta y Media, con un 32,6 por ciento, y Noroeste-Río Mula, con un 32,3.

Mejor que la media están las comarcas de la Huerta de Murcia, con una tasa del 29,6 por ciento; Valle del Guadalentín, con 29,7, y Altiplano-Nordeste, con 31,9.

En cuanto a las grandes ciudades, la que tiene mayor porcentaje de exclusión, según este estudio, es Lorca, con una tasa AROPE del 35,3 por ciento; mientras que en Cartagena es del 33,8; en Murcia, del 27,7 y en Molina de Segura, del 26,9.

De esa manera, aunque entre 2015 y 2017 se ha frenado el deterioro surgido durante los años de la crisis, en términos de pobreza la comunidad autónoma está peor que al inicio de la misma, con unas 119.000 personas más en riesgo de exclusión de las que había en 2008, advierte la ONG.

Además, en torno al 2 por ciento de la población murciana (unas 30.000 personas) sufren una triple situación de exclusión al tener ingresos inferiores a la mediana, privación material severa y baja densidad en el empleo (trabajaron menos del 20 por ciento del tiempo total que podrían haberlo hecho).

En cuanto a las personas que sufren una situación de exclusión social severa, son el 8,61 por ciento de la población regional, una tasa que EAPN tiene como objetivo rebajar en 5 puntos en los próximos cuatro años.

De nuevo la comarca de Cartagena-Mar Menor está por encima de esa media regional, llegando al 10,98 por ciento, al igual que la Huerta de Murcia, que llega al 9,36 por ciento, mientras que en las ciudades de Cartagena y Murcia el porcentaje es del 9,95 y el 8,65 respectivamente.

El estudio advierte también de que la población menor de 29 años y la mayor de 65 son las más vulnerables y con mayores tasas de pobreza y también es determinante el nivel de formación, puesto que un 61,2 por ciento de las personas que no concluyeron los estudios de primaria están en riesgo de pobreza, frente al 10,9 por ciento de quienes concluyeron una educación superior.

En cuanto a las privaciones materiales, la Unión Europea fija nueve ítems que determinan la situación de los hogares (pagar la hipoteca o alquiler, mantener la casa a temperatura adecuada, permitirse una semana de vacaciones fuera de casa una vez al año, hacer una comida de carne, pescado o proteína una vez cada dos días, poder afrontar gastos inesperados, disponer de teléfono, de televisión a color, de lavadora y de automóvil), y cuando una persona no puede hacer frente a cuatro de ellos, se considera que está en situación de pobreza severa.

En el caso de la Región de Murcia, el 6,4 por ciento de la población estaba en esa situación, mientras que un 16,2 por ciento presentaba tres de las nueve carencias, y un 31,4 por ciento, dos.

La carencia más extendida es la de no poder salir de vacaciones una semana al año, algo que no pueden permitirse el 35,2 por ciento de los hogares, mientras que un 33,5 por ciento dijo no tener capacidad para afrontar gastos imprevistos, y un 14,2 por ciento reconoció dificultades para pagar la hipoteca, el alquiler o las facturas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook