14 de septiembre de 2019
14.09.2019
Agroex

El acuerdo con Mercosur abre nuevas puertas para el sector del aceite, el vino y los lácteos

El ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, argumenta que España se convierte en un país con claros intereses en mercados internacionales como Argentina, Brasil, Paraguay o Uruguay

14.09.2019 | 04:00
El acuerdo con Mercosur abre nuevas puertas para el sector del aceite, el vino y los lácteos

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, considera que el acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) supone una «oportunidad» para España y para su agricultura, ganadería y pesca, entre otros sectores económicos.

Planas compareció en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso de los Diputados para informar sobre el acuerdo, el cual valoró positivamente, y remarcó su importancia estratégica para la UE en un contexto de tensiones en el comercio internacional.

España es el cuarto exportador agroalimentario de la UE y el octavo mundial, por tanto, es un país con claros intereses «ofensivos» en los mercados internacionales y, también en los países que conforman Mercosur. Planas subrayó que se puede conseguir que cuando entre en vigor «lo que hoy parece un reto, sea una oportunidad».

El acuerdo con Mercosur debe ser aprobado aún por el Parlamento Europeo y por los Estados miembros de la UE, en un proceso que se puede prolongar durante un período de más de dos años. Según el producto de que se trate, el Acuerdo establece períodos de transición comprendidos entre 5 y 15 años, hasta la plena aplicación de la reducción o eliminación de aranceles.

Para el ministro, se trata de un acuerdo moderno y equilibrado, desde el punto de vista político, económico y comercial. España y la UE logran con este acuerdo el acceso a un mercado de 263,7 millones de personas, de las que casi 55 millones hablan español. El ministro ha realizado un repaso de las ventajas que puede suponer el Acuerdo para varios sectores agroalimentarios, como es el caso del vino, las bebidas espirituosas, los productos lácteos, algunas frutas y hortalizas y el aceite de oliva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook