13 de septiembre de 2019
13.09.2019
Premios Innobankia La Opinión
Director general de Agrucapers

"Si quieres distinguirte, hay que innovar y satisfacer al cliente con necesidades que no están en el mercado"

La firma aguileña recibió el año pasado el premio InnoBankia La Opinión a la mejor empresa exportadora

12.09.2019 | 20:45
"Si quieres distinguirte, hay que innovar y satisfacer al cliente con necesidades que no están en el mercado"

Agrucapers, empresa de Águilas que fabrica los encurtidos Delicias (además de sus famosas alcaparras, alcaparrones, aceitunas, pepinillos, tomate seco y otra variada gama de productos), recibió el pasado año el premio InnoBankia La Opinión a la mejor empresa exportadora. No sin razón. Sus productos se venden en 60 países, tiene fábricas en Marruecos y Turquía y cuenta con el aval del chef Martín Berasategui.


Con semejante carta de presentación, el premio estaría cantado, ¿no?

Bueno, hay grandes empresas en la Región que exportan desde hace muchos años y que tendrían los mismos méritos que nosotros. Yo creo que el hecho de ser líder mundial en fabricación y comercialización de alcaparras y alcaparrones, con un 25% del mercado internacional, ha sido la clave. Al final, los premios son el reconocimiento a una trayectoria. Debemos recibirlos con humildad y nos deben servir para saber que cada vez tenemos que hacer mejor las cosas para seguir progresando.

¿El auge de la cocina mediterránea y su prestigio como comida saludable ha influido en el ascenso de sus exportaciones?

Sí, sin ninguna duda. En España, el sector de la cocina y de la alimentación es un escaparate mundial y una locomotora de nuestra economía. Tenemos los mejores chefs del mundo que nos están aportando un turismo de calidad que se enamora del sabor y la calidad de nuestros productos, avalados por la longevidad que ofrece y la calidad de vida que disfrutamos con la dieta mediterránea. Aunque creo que no estamos sabiendo mantener esta cultura con la gente joven ni aprovechar todo su potencial económicamente.

Con la evolución del mundo gastronómico, ¿Agrucapers ha tenido que ponerse también las pilas para innovar y mejorar su producción?

Así es. Actualmente, en el mercado internacional la calidad y el precio se supone, como el valor en el ejército. Si estás trabajando y creciendo es que eres eficiente y bueno competitivamente. Pero si quieres distinguirte tienes que innovar y dar a nuestros clientes satisfacción a necesidades que todavía no están resueltas en el mercado, incluso que ni ellos mismos saben que las tienen. Debemos ponernos en el lugar del cliente y pensar en hacer aquellos productos que creemos desearían tener, y no están en los lineales. Esto lleva una buena inversión y no siempre se acierta, pero es el espíritu que nos hace levantarnos todos los días con la ilusión de diferenciarnos de la competencia.

Ustedes han creado una línea bio para sus productos y otra de bajo en sal. ¿Exigencias del mercado?

Sí, exigencias del mercado y convicción propia, aparte de nuestros productos tradicionales con el sabor de siempre que están buenísimos. También hay una parte cada vez mayor de nuestros clientes que le dan una importancia creciente a cuidarse vía alimentación, por filosofía de vida o por obligación. Y también debemos atenderlos y darle una opción para que tomen nuestros productos, que ya de por sí son muy saludables (ricos en antioxidantes, bajos en calorías, sin grasas, sin gluten, prebióticos, etc.) e históricamente contrastados (conservamos con sol, vinagre y sal). Nosotros tenemos una máxima: hacemos productos para que los tomen nuestros hijos. Y para ello tienen que estar buenos y ser sanos, utilizando conservantes naturales tradicionales y la mejor tecnología disponible.

¿Además de sus propios medios, ¿colabora Agrucapers con algún centro tecnológico a la hora de investigar, desarrollar e innovar su producción?

Sí, en los últimos años hemos desarrollado cuatro proyectos CDTI de innovación con la Universidad de Murcia. Uno de ellos en colaboración con otra empresa. Y actualmente estamos desarrollando, junto con otras dos empresas, un proyecto de innovación con el CTC (Centro Tecnológico de la Conserva). El beneficio para la sociedad de las sinergias entre centros de investigación oficiales y empresas no está siendo utilizado en todo su potencial.

La mayor parte de su exportación, ¿se comercializa bajo la marca Delicias o existen otras empresas que se llevan parte de su producción y la envasan con sus propias marcas?

Solo un 25% de nuestra facturación es con marca 'Delicias Agrucapers'. Nuestro objetivo es incrementar este porcentaje hasta el 50% en tres años. Para ello contamos con Martín Berasategui como asesor en los próximos cuatro años. Y envasamos con marcas de las principales cadenas nacionales y extranjeras de todo el mundo en los cinco continentes.

Ustedes asisten a ferias de alimentación, muestras gastronómicas y otros eventos de este tipo. ¿Hasta qué punto es importante su presencia en estos eventos?

Hay que estar. Si no estás, no existes. Para ver lo que hace la competencia y que tus clientes puedan conocer tus novedades. Para nosotros, solo como punto de encuentro con los principales clientes se justifica. Tienes la posibilidad de, en pocos días, ver personalmente y poder compartir con clientes/amigos de todas partes del mundo. Puedes reducir mucho tus viajes anuales asistiendo a ferias.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Tenemos previsto una presentación general de toda la gama 'Delicias Agrucapers' con Martín Berasategui en Madrid para mostrar las últimas novedades. También queremos ampliar nuestra línea de colaboración y asociación con otras empresas para añadir nuevos productos de calidad, así como continuar invirtiendo en tecnología para tratar de aumentar nuestra productividad y poder mejorar nuestra competitividad. En definitiva, eficiencia e innovación. La eficiencia te permite sumar nuevos clientes y la innovación, poder multiplicar en algún momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook