10 de septiembre de 2019
10.09.2019
Salud

Formación para profesionales de Atención Primaria para la identificación temprana de tendencias suicidas

Psicólogos, psiquiatras, enfermeros, médicos de familia y trabajadores sociales trabajarán en la detección precoz de las señales de alerta y factores de riesgo

10.09.2019 | 20:14

La Consejería de Salud comenzará en octubre la formación a profesionales de Atención Primaria para la prevención del suicidio. Con esta medida, facultativos directamente implicados en el abordaje de este problema de salud pública, como psicólogos, psiquiatras, enfermeros, médicos de familia y trabajadores sociales, trabajarán en la identificación temprana de señales de alerta y factores de riesgo relacionados con tendencias suicidas.

Se trata de una de las nueve medidas que contempla el Programa para el Impulso y Mejora de la Salud Mental 2019-2022, que tiene como objetivo disminuir las muertes por suicidio y los intentos de suicidio en la Región mediante la prevención, detección temprana y tratamiento.

Así, Salud también está reforzando la coordinación entre los hospitales públicos y los centros de salud para mejorar la asistencia a los pacientes con conducta suicida, en especial en la adolescencia y en los mayores, han informado fuentes regionales.

El consejero de Salud, Manuel Villegas, ha dado a conocer algunas de las medidas de prevención que ha adoptado la Comunidad ante estas conductas en los actos que, con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, organiza el Teléfono de la Esperanza bajo el lema 'Yo también soy vulnerable'.

"Queremos hacer visible este problema y hacerle frente", para lo que Villegas ha hecho una "llamada a la responsabilidad de todos". En este sentido, ha remarcado que "dado que la conducta suicida no es una enfermedad ni un trastorno circunscrito solamente al ámbito psiquiátrico, todos tenemos que estar implicados en afrontar el tabú del silencio y trabajar a fondo en la prevención para favorecer que quienes pasan por este proceso recuperen las ganas de vivir".

"El suicidio sigue siendo un tema tabú sobre el que se mantienen muchos mitos pero hablar correctamente sobre el suicidio los previene", ha explicado el consejero.

Por este motivo, visibilizar las conductas suicidas y redirigirlas a través de políticas de prevención es la apuesta de la Consejería de Salud para contribuir a reducir el número de casos. Además, el estigma en torno a los trastornos mentales y el suicidio condiciona negativamente la búsqueda de ayuda de muchas personas que piensan en quitarse la vida.

El suicidio es un fenómeno complejo, de origen multifactorial, en el que intervienen factores psicológicos, sociales, biológicos, culturales y ambientales y, por tanto, su prevención exige la coordinación y colaboración de múltiples sectores de la sociedad, incluidos los de salud, educación, trabajo, justicia, derecho, defensa, política y medios de comunicación.

UNA WEB PARA LA PREVENCIÓN
Salud Mental cuenta con la web 'Prevención suicida Murcia', a la que se accede a través de Murciasalud.es, donde se ofrecen recursos para prevenir el suicidio y ayudar a las personas afectadas y a sus familiares. Los murcianos cuentan con la red de ayuda integrada por los servicios del teléfono de emergencias 112, urgencias hospitalarias, centros de salud mental y asociaciones.

El Programa de Acción para el Impulso y Mejora de la Salud Mental 2019-2022, que cuenta con una inversión de 5,8 millones de euros, hace especial hincapié en la necesidad de la prevención y la mejora de la continuidad de cuidados en las personas con riesgo de suicidio y/o tentativas suicidas.

La Red regional de Salud Mental dispone de más de 400 profesionales adscritos a los distintos recursos asistenciales específicos para salud mental, 16 centros de Salud Mental, centros de atención a drogodependientes y dos hospitales de día infanto-juvenil, o en el centro de Salud Mental de San Andrés, entre otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook