08 de septiembre de 2019
08.09.2019
Pole Dance

Enganchadas a la barra

El Pole Dance, que va ganando adeptos en Murcia, lucha por ser reconocido como un deporte olímpico

07.09.2019 | 21:10
Enganchadas a la barra
Enganchadas a la barra

Gimnasia, acrobacias y expresión corporal. Son los elementos que involucra el Pole Dance, una disciplina muy exigente con el rendimiento corporal que pone a prueba todos los músculos en cada rutina y que se ha expandido por todo el mundo. Una forma diferente de entrenarse que desde hace poco años ha llegado a la Región.

Una barra de entre tres y cinco metros. Es la gran protagonista del Pole Dance, una disciplina que ejercita de una forma muy completa cuerpo y mente y que ha llegado a centros deportivos de todo el mundo, con especial fuerza en países como Rusia, Argentina o Reino Unido, donde hay campus universitarios con salas con barras. Aunque se ha introducido tímidamente en la Región de Murcia, cada vez gana más adeptos y ya son numerosos los gimnasios que entre su oferta incluyen este entrenamiento.

En la historia de esta disciplina se mezclan diferentes culturas. En China, sus inicios se trazan desde antes del siglo XII, aunque los movimientos no era tan fluidos como los que se ven hoy en día, entorpecidos sobre todo por las ropas que se utilizaban. En India hay que remontarse al 1135 d. C. para tener referencias, aunque no se consideraba un arte sino una forma de entrenamiento. El 'Mallakhamb', cuya traducción literal es 'luchador-barra', se practicaba con un tubo de madera engrasado con aceite para contrarrestar fricción. A Occidente esta práctica llega en la década de 1920 con las ferias viajeras. Fue entonces cuando pasó de ser un entretenimiento a un baile sensual, trasladándose de carpas de ferias a los clubes nocturnos.

Precisamente su asociación con los 'streptease' causa el rechazo de algunos. «A lo largo de mi vida me he encontrado a mucha gente a la que no le gusta por eso, pero llegó un momento que me daba igual, hay que abrir la mente», explica a La Opinión Elena Fernández, quien, junto a Luis Sáez, está a cargo del centro Polemicos, la única escuela de la ciudad de Murcia que se dedica exclusivamente al Pole Dance. Atrás quedan los días en los que solo lo dominan bailarinas eróticas, pues ahora esta modalidad ha iniciado el proceso para convertirse en deporte olímpico en la modalidad Pole Sport. El organismo que la representa a nivel mundial es la International Pole Sports Federation (Federación Internacional de Deportes de Barra), que tiene como propósito «promover positivamente el Pole como un deporte atlético». A los que se dedican a la disciplina les gustaría que estuviera igual de respetado que la gimnasia en barra horizontal, pero aún queda un camino para eso.

El Pole Dance se puede abordar desde diferentes perspectivas. «Está el Pole Sport ,que es la base, aprendes cómo son las figuras bien ejecutadas; también el Pole Artístico, más estético; el Ultrapole, tipo batalla como los que hacen hip hop; y el Pole Exotic, con tacones, que se apartó por el estigma pero recientemente se ha recuperado», expresa Elena. A sus clases se apuntan murcianos y murcianas muy diferentes. «Los hay que, como hacemos Luis y yo, quieren competir, y otros para los que es un hobby, se mantienen en forma y se divierten», afirma la monitora. Aunque la mayoría del público son mujeres de entre 18 y 40 años, cada vez es más común encontrar hombres, niños y niñas, o gente mayor de 40 y 50 años; es un deporte en el que hay cabida para todos.

«Es un deporte muy completo, se ejercita todo el cuerpo: brazos, piernas, abdominales, espalda...», destaca la monitora. Es una de las razones por las que cada vez más personas se animan a colgarse a la barra. «Quien lo prueba, se apunta», destaca Elena, quien añade que «en Murcia y en otras ciudades cada vez se propaga más, hay un 'boom'». Aunque advierte de un problema: «Cualquiera cree estar cualificado para enseñarlo». Resulta importante estar bien formado en la materia, para evitar que se produzcan lesiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook