28 de agosto de 2019
28.08.2019
La Opinión de Murcia
Ferrocarril

Fomento licita los estudios de la variante que conectará Murcia con el aeropuerto de Alicante

El tramo forma parte de la modernización de la línea de Cercanías, que lleva casi dos años en proyecto

28.08.2019 | 22:49
Tren de Cercanías en la estación del Carmen de Murcia.

El Ministerio de Fomento ha sacado a licitación la redacción de los estudios complementarios para la segunda fase de la variante de Torrellano, el tramo de la línea de Cercanías de Murcia a Alicante que conectará ambas capitales con el aeropuerto alicantino.

Esta variante, que tiene 12 kilómetros de longitud, conectará con el ramal de acceso al aeropuerto alicantino, que incluye la construcción de una estación en la terminal. El plazo de entrega de estos estudios que el Ministerio va a poner en marcha se ha establecido en 24 meses, lo que supone que no estarán acabados hasta finales de 2021.

El objetivo de los estudios que Fomento ha sacado a licitación con un presupuesto de 489.566 euros es determinar los posibles trazados del tramo que conectará con el ramal de acceso al aeropuerto alicantino.

Se trata de un viejo proyecto que lleva casi dos décadas de espera y que en su momento llegó a considerarse una alternativa para que la Región dispusiera de una conexión ferroviaria con el aeropuerto, antes de que Murcia optara por construir el de Corvera para evitar los problemas de incompatibilidad de horarios que planteaba San Javier.

Aunque este enlace ferroviario con el aeropuerto de Alicante ha dejado de ser una prioridad para la Región, la remodelación de la línea de Cercanías sigue siendo una necesidad, dado que se trata de uno de los corredores más utilizados en ambas provincias, que en los últimos años ha venido perdiendo viajeros debido a su mal estado y a las incomodidades causadas por la construcción del AVE.

Fomento recuerda que la línea ferroviaria entre Murcia y Alicante «es una infraestructura de vía única no electrificada y ancho ibérico que discurre por las inmediaciones del aeropuerto de Alicante-Elche, pero no presta servicio al mismo, dada la distancia existente entre la parada más cercana (Torrellano) y la terminal aérea».

El Ministerio recuerda igualmente que el trazado de la línea actual obliga a hacer una inversión de marcha en el apeadero de San Gabriel, donde los trenes deben cambiar el sentido de la circulación después de entrar en un fondo de saco, «con la consiguiente pérdida de tiempo y funcionalidad».

El Estudio Informativo del proyecto de remodelación de la Red Arterial Ferroviaria (RAF) de Alicante incluía la denominada variante de Torrellano, que conecta Alicante con Torrellano, con una longitud aproximada de 12 kilómetros, y que incluye una estación en la terminal del aeropuerto, eliminando la inversión de marcha de San Gabriel.

Este trazado, debido a la lejanía a las poblaciones, no disponía de un apeadero que sustituyera al actual apeadero de San Gabriel.

El Plan de Cercanías de la Comunidad Valenciana, presentado en diciembre de 2017, contempla la ejecución de la fase I de la variante de Torrellano, tramo de conexión de la línea existente Alicante-Murcia con el aeropuerto de Alicante. Se trata de una variante de unos 5 kilómetros de longitud, que incluye la nueva estación en el aeropuerto.

Para materializar esta primera fase es necesaria la ejecución de un nuevo ramal ferroviario que conecte la línea existente Alicante-Murcia con la citada fase I de la variante de Torrellano. Este ramal se desarrolla en superficie y tiene una longitud aproximada de 1 km y se encuentra actualmente en trámite de audiencia e información pública (BOE de 11 de julio de 2019).

El objetivo del nuevo trabajo cuya contratación se inicia ahora, es elaborar una serie de estudios complementarios para optimizar la fase II de la Variante de Torrellano. Se analizarán todas las posibles alternativas para materializar este tamo, determinando la solución óptima y, en su caso, desarrollando un estudio informativo de la misma.

Se analizará también la posibilidad de construir un nuevo apeadero. En cualquier caso, la variante definida eliminará la necesidad de efectuar la inversión de marcha a la altura del apeadero de San Gabriel y permitirá levantar las vías que discurren por la fachada marítima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook