24 de agosto de 2019
24.08.2019
Contaminación

Tres municipios superan uno de cada tres días el límite de polución por ozono permitido

Cartagena, Murcia y Alcantarilla tienen el aire más sucio y Lorca empeora respecto al año pasado

24.08.2019 | 04:00
Una de las playas de la Región durante este verano.

La estación de Alumbres sobrepasa la mitad de los días de 2019 los niveles máximos que establece la OMS.

La contaminación por ozono se ha reducido en lo que llevamos de año en la Región, aunque todavía se supera el nivel aconsejado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante muchos días en Cartagena, Murcia, Alcantarilla y Lorca, sobre todo en los meses estivales.

Así se desprende de los datos recogidos desde el 1 de enero hasta el pasado 31 de julio de este año por Ecologistas en Acción de los ocho medidores que hay repartidos por la Región. En la mitad de estas estaciones, las cifras de contaminación por ozono se han reducido respecto al mismo periodo del año pasado. La OMS establece que las superaciones diarias del valor de protección de salud se produce cuando se superan 100 microgramos de ozono por metro cúbico de aire.

Así, el aire más contaminado se respira, sobre todo, dentro del amplio municipio de Cartagena, ya que las estaciones de La Aljorra y Alumbres han superado en lo que llevamos de año a los días registrados entre enero y julio de 2018.

En la primera estación se han registrado 10 días en los que los niveles se han superado; mientras que en el mismo periodo de 2018 'saltaron las alarmas' solo durante dos días. En Alumbres, por su parte, los datos casi se duplican en 2019, ya que pasa de 65 días en 2018 a los 116 actuales.

Precisamente hace unos días Pedro Belmonte, miembro de Ecologistas en Acción, se mostraba preocupado por los reiterados casos de contaminación por ozono en este espacio.

Por su parte, en el medidor de Mompeán los 'días de alerta' se han reducido seis días, ya que ha pasado de los 93 a los 87. El cuarto medidor del municipio de Cartagena es el de Valle de Escombreras, aunque no se podría comparar con los datos del año pasado, ya que la estación ha comenzado a medir el ozono durante todo el año a partir de este 2019; mientras que en 2018 solo realizaba mediciones a partir del mes de octubre.

Por su parte, la estación de Murcia-Alcantarilla ha mejorado sus datos respecto al mismo periodo del año anterior, ya que ha pasado de 89 a 72 días, pero no es suficiente, ya que sigue superando uno de cada tres días el límite de polución por ozono permitido. El medidor de San Basilio también ha mostrado mejores resultados, ya que en lo que llevamos de año se han registrado 33 días por los 96 del año pasado.

Lorca sí tiene motivos para preocuparse, ya que ha pasado de contabilizar 9 días desde enero a julio de 2018 a 52 días en el mismo periodo de este año. Es cierto que durante el pasado año hubo hasta 37 días en los que no se recabaron datos, según el Informe de la Calidad del Aire en la Región en el año 2018 de Ecologistas en Acción.

El pasado mes de julio la organización denunciaba un «grave episodio» de contaminación en la Ciudad del Sol por ozono troposférico en el que se llegaba a superar el denominado 'Umbral de Información', cuyo valor límite horario es de 180 microgramos por metro cúbico, registrándose 186 microgramos por metro cubico en el municipio.

Las altas temperaturas registradas este verano, por encima de los 38 grados durante varios días, la mayor radiación solar y el aumento del tráfico rodado por las vacaciones han actuado de 'cóctel perfecto' para que los niveles de ozono aumenten en verano.

El ozono, tanto en su formación como en su propagación, es un contaminante muy complejo, que no tiene una fuente humana directa. Éste se forma en la baja atmósfera en presencia de radiación solar por la combinación de otros contaminantes emitidos por el transporte, en especial los vehículos diésel, las grandes centrales termoeléctricas y determinadas actividades industriales.

Se espera que en un futuro la Región cuente con más estaciones de medición por contaminación atmosférica, como en Molina de Segura, cuya Concejalía de Medio Ambiente comenzaba el pasado mes de julio las reuniones con la Dirección General de Medio Ambiente de la Región para implantar una en el municipio para dar cobertura también a toda la zona de la Vega Media del Segura.

Más enfermedades respiratorias

La contaminación por ozono está detrás de un aumento y agravamiento de enfermedades respiratorias, como el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc). También empeora las alergias, sobre todo a los pólenes, segúns los neumólogos.

Hasta hace pocos años no se había dado a la contaminación la importancia que tiene, pero ya se sabe que es una de las causas que puede producir o agravar dolencias como este tipo de enfermedades, resaltan los profesionales.
Diversos estudios señalan que los niños que viven cerca de autopistas tienen más asma o bronquiolitis, y serán más propensos a desarrollar problemas respiratorios en su etapa adulta. En concreto, el 33% de los nuevos casos de asma infantil en Europa son atribuibles a la contaminación atmosférica, según un estudio que ha llevado a cabo el Instituto de Salud Global de Barcelona.

La Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) calcula, tal y como se señala en el informe La contaminación por ozono en el Estado español durante 2018 de Ecologistas en Acción, que por este contaminante fallecieron
en 2014 en Europa al menos 14.400 personas. En el mismo año, en nuestro país se produjeron 1.600 muertes prematuras atribuibles a la exposición al ozono troposférico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook