21 de agosto de 2019
21.08.2019
Consumur

Inmigrantes y estudiantes, los más afectados por las estafas de alquiler en la Región

El presidente de Consumur apunta que lo más habitual es que las fotos de los anuncios no correspondan con la realidad

21.08.2019 | 10:07
Inmigrantes y estudiantes, los más afectados por las estafas de alquiler en la Región

La mayor parte de los casos de estafas de alquiler de inmuebles en la Región los protagonizan marroquíes y subsaharianos, aunque también los estudiantes son un colectivo propenso a sufrir este tipo de engaños, según ha informado el presidente de la Asociación Murciana de Consumidores y Usuarios (Consumur), Roberto Barceló.

En una entrevista, Barceló ha afirmado que el porcentaje de este tipo de denuncias es "pequeño", una decena al año, y que la gran parte de proceden de inmigrantes al ser un colectivo propenso a ser engañados, mientras que el número de éstas interpuestas por murcianos es ínfima, ya que "no tienen una cultura de denuncia", en este sentido.

Además de los inmigrantes, los estudiantes y los turistas son también colectivos vulnerable a este tipo de estafas, por lo que existe un mayor número de denuncias de septiembre a mayo, fechas en las que los universitarios suelen comenzar a buscar casa, y en verano, cuando se arriendan los inmuebles vacacionales.

Con respecto a cómo se producen este tipo de estafas, Barceló ha explicado que lo más habitual es que las fotos de los anuncios de Internet no correspondan con la realidad, que se oculten deficiencias del inmueble como humedades que son pintadas y que al poco reaparecen, o electrodoméstico que parecen nuevos pero necesitan una reparación.

También suelen producirse estafas como la subida del precio del alquiler a mitad del contrato y no con el Impuesto de Precios de Consumo (IPC), marcador que establece la subida de precios de un bien y servicio, afirma el experto.

Para mayor seguridad de los arrendatarios, el responsables de Consumur ha explicado que la consejería de Hacienda cuenta con una Caja General de Depósitos en la que el propietario del inmueble debe depositar la fianza que asegura que en ningún caso el dueño de la casa pueda quedarse con ese dinero.

No obstante, Barceló aconseja visitar el inmueble que se quiere alquiler varias veces para detectar los defectos que pueda haber, y verificar que la persona a quién se alquila la casa es realmente el propietario, para lo que se le pedirá un recibo del IBI o escritura de la propiedad.

Además, para comprobar que la vivienda se encuentra en buen estado hay que solicitar un certificado ambiental, cédula de habitabilidad y certificado de electricidad para evitar un posible cortocircuito.

Barceló también recomienda visitar un abogado o una asociación de consumidores antes de firmar un contrato y leer las cláusulas, ya que de esta forma "se evitará un problema seguro", que en caso de producirse hay que denunciarlo ante la dirección general de Consumo, que cuenta con un servicio de mediación sin coste económico para el inquilino y el propietario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook