21 de agosto de 2019
21.08.2019
La Opinión de Murcia
eWoman Murcia

Catalina Hoffmann: "Las mujeres estamos mucho más interesadas en el mundo que nos rodea"

La presidenta y fundadora de Vitalia defiende que "las empresarias somos menos individualistas"

21.08.2019 | 04:00
Catalina Hoffmann, presidenta y fundadora de Vitalia.

Probablemente sea una de las emprendedoras más «sociales» de España. Catalina Hoffmann ha hecho de las personas mayores su vida y su carrera profesional. La creación de Vitalia, su red de centros de día y sus residencias la colocan a un alto nivel como empresaria
y como líder. Creadora del internacionalmente reconocido método Hoffmann para la atención de las personas mayores, tiene abierto un canal de Youtube muy seguido y acaba de publicar el libro 'Siempre joven', con secretos y consejos para aprender a envejecer del mejor modo saludable posible.

¿Por qué dedicó su carrera profesional al cuidado de las personas mayores?
Porque los mayores son mi pasión desde que tengo uso de razón y sólo necesitaba, nada más acabar mis estudios de terapeuta ocupacional, ir a trabajar a residencias de lujo, con mucho mármol por todas partes, para saber que no se estaba dando la mejor atención ni los cuidados más adecuados a las personas mayores. A partir de ahí, ya estaba montado el lío.

¿Cómo surgió la idea de fundar los centros de día Vitalia?
Quería, tras esa experiencia en residencias, demostrar que otra forma de envejecer es posible. Y así creé mi propia metodología, el Método Hoffmann, para ayudar a mejorar la calidad de vida de los mayores y sus familias. Puse en marcha Vitalia Ferraz, entonces un centro pequeñito donde, poco a poco, pude demostrar que cumplir años con salud es posible.

¿Hasta qué punto su condición femenina, o su conocimiento del sector, fue decisiva a la hora de hacerse empresaria?
Desde luego, las mujeres hemos demostrado a lo largo de la historia que nos preocupan mucho las personas vulnerables. Yo me centré en los mayores. Eso sí, antes de poner mi primer centro de día Vitalia Ferraz estudié, investigué, comparé y vi lo que se hacía en otros sitios. Lo que ocurría en España con el cuidado a los mayores era hace 16 años muy mejorable, y hoy también lo es.

¿Qué puede una empresaria o un empresario aprender de las personas mayores?
Si eres receptiva, todo. Ellos trajeron el estado de bienestar, fueron capaces de superar posguerra, necesidades, falta de oportunidades. ¡Si lo que somos se lo debemos a ellos!

¿Qué diferencia a una mujer y a un hombre en la dirección empresarial?
Creo sinceramente que somos menos individualistas, mucho más interesadas en lo que ocurre en el mundo en el que vivimos y nuestro sentido de la competencia es diferente.

¿Qué cualidades extra necesita una mujer para hacerse empresaria? Esas cualidades extra, ¿incluyen una capacidad de liderazgo similar a las del mundo masculino?
Para que una mujer sea una empresaria de éxito, requiere de los mismos requisitos que un hombre, pero mucho más. Como todo en la vida, es mucho más complicado.

eWoman Murcia pretende dar visibilidad a las mujeres en el sector digital y tecnológico. Su canal en Youtube con consejos y recomendaciones para aprender a hacerse mayores está siendo un éxito. ¿Las nuevas profesiones ligadas a internet son una oportunidad para conseguir también esa visibilidad de las mujeres?
¡Sin lugar a dudas! La evolución y visibilidad de la mujer ha estado muy ligada al mundo online. Y, desde luego, las mujeres empresarias lo hemos aprovechado. Yo me lo paso genial como youtube de los senior.

¿Qué consejos daría a las mujeres que empiezan en puestos directivos o que se encuentran al frente de sus propias empresas?
Resistencia. Porque capacidad de trabajo y sacrificio tienen de sobra.

Usted acaba de publicar un libro, «Siempre joven con el método Hoffmann», con el que desarrolla los secretos y los hábitos que podemos adoptar para vivir más y mejor, según dice la portada. Su método da respuestas sobre nuestra salud mientras vamos envejeciendo. Cuéntenos alguno de esos secretos que aparecen en el libro.
«Siempre Joven» es la experiencia de 16 años de atención específica a los mayores y su entorno. Es demostrar que mejorar siempre es posible se tengan 70, 80 ó 90 años. Es adquirir hábitos desde los 50 años para llegar a los 90 con salud. Eso y mucho más es «Siempre joven». Os animo a conocer a través de este libro los secretos del Método Hoffmann.

Envejecer es algo inevitable, pero no siempre se pueden eludir las condiciones vitales en que una persona se va haciendo mayor. ¿Tiene su libro algún apartado para esas personas cuyo entorno (laboral, social, familiar€) no les permite mucho margen de maniobra?
¡Claro!, siempre hay esperanza, opciones de mejorar, de tener otro estado de ánimo, de no rendirse. Mira, en los centros de día para mayores Vitalia no hacemos milagros, no curamos enfermedades degenerativas o crónicas, pero hacemos que los síntomas de esas patologías mermen y hagan sufrir mucho menos al mayor y, por tanto, a su familia. Hemos visto en nuestros centros a mayores que, por depresión, por rendirse, venían en silla de ruedas y a los seis meses no se perdían una excursión andando. Mejorar siempre es posible.

¿Hasta qué punto la asistencia pública a las personas mayores es insuficiente en España?
Los servicios públicos cumplen su función, son necesarios y vitales en una sociedad de bienestar. Pero el sector público y el privado tienen que convivir y colaborar en esta nueva etapa de economía del envejecimento. ¿Sabes lo que han descubierto los economistas?: que siempre hemos visto a los mayores como personas vulnerables. Y ellos han estudiado a esta generación desde otra perspectiva para descubrir que el poder, el talento y el dinero está en los senior. ¿Cómo vamos a tratarles como enfermos a personas de 70 años vitales, que llevan sus empresas, que ayudan a sus hijos y que hacen que todo funcione? Eso no quiere decir que esa persona, por la edad, necesite una puesta a punt0, un apoyo terapéutico para seguir con su vida. Y ahí tenemos también un centro de Vitalia Ness, para esos mayores sociales que tienen aún tanto que aportar en la vida y que sólo tienen que cuidarse un poco para seguir con sus proyectos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook