16 de agosto de 2019
16.08.2019
Sanidad

La hostelería de la Región teme una fuga de clientes en las terrazas sin humo

La patronal considera "un globo sonda" el endurecimiento de la normativa antitabaco anunciado por la ministra de Sanidad, pero alerta de que se resentiría incluso el turismo

16.08.2019 | 04:00
Clientes extranjeros en una terraza situada en el centro de Cartagena.

El endurecimiento de la ley antitabaco anunciado esta semana por la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha alarmado a las empresas de hostelería, que temen una fuga de clientes si las terrazas de los bares y restaurantes también se quedan sin humo. El presidente de Hostemur, Jesús Jiménez, considera que los planes de la ministra pueden ser «un globo sonda, igual que los peajes de las autovías», pero alerta de que la aplicación estricta de la normativa que impide fumar en los espacios techados y con tres paredes reduciría la clientela y podría afectar incluso al turismo. El objetivo, según ha dicho la titular de Sanidad, es proteger a los fumadores pasivos y atajar las enfermedades causadas por el tabaco.

Jesús Jiménez se muestra escéptico y recuerda que María Luisa Carcedo «es una ministra en funciones de un gobierno en funciones», por lo que no tiene claro que las medidas propuestas con la pretensión de frenar la adicción al tabaco lleguen a aplicarse finalmente.

«Una vez que se constituya el nuevo Gobierno deberá ser nombrado un ministro», señalaba para dejar claro que podría producirse un cambio. «Si quitamos las terrazas, no se va a poder fumar en ningún sitio», concluyó.

Alertó igualmente de que también se resentirá el turismo, dado que «las ventajas comparativas» que ofrecen los establecimientos españoles con mesas al aire libre «se reducirían».

Por su parte, la titular de Sanidad, Consumo y Bienestar Social defiende que «hay que cumplir la ley vigente» y mostró la preocupación del Ministerio, explicando que, en tanto no se modifica la ley vigente, se ha remitido a las comunidades autónomas infografías de cómo se debe interpretar la permisividad o no en el caso de las terrazas.

Carcedo sostiene que es preciso que se cumplan las dos leyes que hay al respecto, que, a su juicio, fueron «importantísimas» para cumplir con el objetivo de espacios libres de humo, sobre todo en lo que se refiere a la presencia de niños y jóvenes. También ha dicho que es preciso atajar el aumento que está experimentando el consumo de tabaco entre la juventud para frenar la proliferación de enfermedades vinculadas al tabaquismo.

El presidente de Hostemur recuerda que las empresas de hostelería ya han tenido que adaptarse a dos leyes antitabaco y da por hecho que, si llega a producirse un nuevo endurecimiento, «la hostelería se resentirá», igual que ocurrió con la entrada en vigor de la normativa en vigor y de la primera ley aprobada por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que causó un gran impacto en las empresas, y con su reforma.

Jesús Jiménez recordó que las empresas de hostelería han tenido que gastar dinero para adaptar sus locales a lo cambios legales que se han producido. «Primero se nos obligó a hacer una separación en dos zonas», apuntó, señalando que después se eliminó totalmente la posibilidad de fumar en los establecimientos públicos y solo se permitió en las terrazas exteriores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook