16 de agosto de 2019
16.08.2019
Fomento

Adjudican en 40,2 millones el primer tramo del Arco Noroeste de Murcia

La finalidad es descongestionar el tráfico que hay ahora por la Ronda Oeste de Murcia, por la que cada día pasan más de 100.000 vehículos

16.08.2019 | 12:27
Adjudican en 40,2 millones el primer tramo del Arco Noroeste de Murcia

Corría el año 2009 cuando el entonces secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, Víctor Morlán, anunciaba al que era el consejero de Obras Públicas de la Región, José Ballesta, que el proyecto del Arco Noroeste de la circunvalación de la ciudad de Murcia había sido ya adjudicado. Una década después, Ballesta es alcalde de Murcia y el Ministerio de Fomento ha firmado el contrato por valor de 40,2 millones de euros, sin IVA, del tramo B del Arco Noroeste de Murcia, con una longitud de diez kilómetros.

En concreto, la adjudicación corresponde al tramo intermedio de este eje de 22 kilómetros de longitud total.

En 2009, Morlan y Ballesta tenían una reunión de trabajo en Madrid para desarrollar los acuerdos alcanzados entre el entonces ministro de Fomento, el socialista José Blanco, y el entonces presidente de la Comunidad, el popular Ramón Luis Valcárcel.

Volviendo a la actualidad, la idea del Arco Noroeste es descongestionar el tráfico. Contar con el Arco Noroeste, en teoría, sacará un 20% del tráfico que discurre ahora por la Ronda Oeste de Murcia, que es el tramo con mayor intensidad de circulación de la red estatal en la Región: por ahí pasan cada día más de 100.000 coches.

El eje Noroeste tiene una previsión de tráfico de casi 20.000 vehículos cada día, muchos de ellos camiones grandes que, haciendo esto así, ya no tendrán que pasar por Murcia. Con lo que eso implica. No ha trascendido cuándo estará acabada la obra y se podrá contar con esta carretera nueva, pero lo que sí se sabe es quién se ocupará de los trabajos: una unión temporal de empresas (UTE), llamada para la ocasión Murcia Arco B, que está formada por tres sociedades: Tecopsa, Probisa y Sogeosa.

Hace unos días, la Demarcación de Carreteras del Estado convocaba a los propietarios de los terrenos afectados por el tramo de la autovía A-33 que unirá Yecla y Fuente la Higuera (Valencia) y del Arco Noroeste, que desviaría el tráfico entre la A-7 y la autovía de Madrid con un nuevo enlace entre Alcantarilla y Archena, para el levantamiento de las actas previas a la ocupación de los terrenos para ambas obras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook