15 de agosto de 2019
15.08.2019
Medio ambiente

Los regantes "mirarán con lupa" y llevarán al juzgado cualquier recorte al Trasvase

El presidente del Scrats advierte a políticos y técnicos del Ministerio de que deberán responder de "todo lo que firmen"

14.08.2019 | 22:26
Instalaciones del Acueducto Tajo-Segura entre Librilla y Alhama.

Lucas Jiménez considera que la cuenca del Tajo ya está adaptada al cambio climático con el Memorándum y se muestra dispuesto a acudir a Bruselas si es necesario.

Los regantes del Trasvase advierten de que no van a consentir recortes en los caudales de la cabecera del Tajo asignados al Acueducto Tajo-Segura ni decisiones arbitrarias amparadas en la adaptación del volumen de los desembalses al cambio climático. Tras la visita del secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, a los embalses de Entrepeñas y Buendía, donde anunció que en menos de dos años se cambiarán las reglas de explotación de la cuenca del Tajo, el presidente del Scrats ha dejado claro que mirará «con lupa» y llevará a los tribunales «todo lo que firme cualquier técnico y cualquier político» si se adoptan reformas contrarias a la normativa vigente. Incluso están dispuestos a acudir a Bruselas para hacer valer sus derechos, afirmó.

El Sindicato Central de Regantes también está dispuesto recurrir a los tribunales la incorporación de los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía a la Comisión de Explotación del Trasvase. La entrada de las poblaciones situadas junto a los embalses, que fue anunciada la pasada semama por la ministra de Medio Ambiente, Teresa Ribera, tras una reunión mantenida en Toledo con el presidente manchego, Emiliano García-Page, ha provocado una oleada de críticas en Murcia y en la Comunidad Valenciana.

Lucas Jiménez critica que el número dos de Medio Ambiente, Hugo Morán, llegue a comparar a las poblaciones situadas junto a los embalses con la Mancomunidad del Taibilla, que es un organismo dependiente del propio Ministerio. «También tendrían que entrar los 92 municipios que beben del Trasvase y las 61 comunidades de regantes, pero sería una comisión menos técnica y más inoperante», indicó.

También el Gobierno de Ximo Puig ha anunciado que recurrirá la decisión de Medio Ambiente, mientras que el Ejecutivo de Fernando López Miras ha buscado el apoyo de las diputaciones de Alicante y Almería para evitar la incorporación anunciada, al entender que solo sembraría la discordia.

El secretario de Estado ha echado más leña al fuego al anunciar las pretensiones del Ministerio de elevar el caudal ecológico que circula por el Tajo aguas abajo de Aranjuez y de incrementar el volumen mínimo que debe mantenerse en la cabecera, argumentando que el cambio climático obliga a marcar un nuevo escenario.

Lucas Jiménez considera que la revisión de los caudales ecológicos impuesta por el Tribunal Supremo no tiene por qué suponer un aumento significativo del volumen que de debe circular por el cauce. Recuerda que los estudios realizados por el Sindicato de Regantes no prevén grandes aumentos en el agua circulante para cumplir los requisitos de salubridad y destaca que los problemas de contaminación están motivados por la falta depuración y de control sobre los vertidos, sobre todo en el Jarama. «El Trasvase no contamina», asegura.

Añadió que la cuenca del Tajo ya se ha adaptado al cambio climático con el Memorándum, «como demuestra el hecho de que estuviéramos once meses sin recibir un trasvase, porque no había agua suficiente. El cambio climático hizo estragos y lo hemos aguantado».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook