14 de agosto de 2019
14.08.2019
Comunicaciones

El transporte teme ser el único usuario que pague en las autovías

El ministro de Fomento admite que el Gobierno sigue planteándose un posible peaje blando

13.08.2019 | 22:56
El transporte teme ser el único usuario que pague en las autovías

El presidente de la Froet cree que el Ejecutivo "no gravará a los particulares, sino a los camiones".

La patronal del transporte teme que los camiones sean los únicos usuarios que acaben pagando por circular por las autovías. El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, reconocía este martes que el Gobierno no descarta la posibilidad de cobrar a los vehículos que utilicen la red del Estado para evitar las diferencias entre las zonas dotadas de autovías gratuitas y las que tienen autopistas de pago. Ante la insistencia con la que se reabre el debate sobre la llamada 'euroviñeta' que aplican otros países de la Unión Europea, el presidente de la Froet, Pedro Díaz, teme que el Ejecutivo «acabe cediendo a las presiones» de la patronal de la construcción Seopan, que lleva mucho tiempo defendiendo este tipo de peajes. «Para ir a Cartagena ya habría que pagar, pero me temo que a los particulares no se les gravaría, porque ellos tienen voto en las elecciones, sino solo al transporte por carretera», manifestó Díaz.

En unas declaraciones a Telecinco José Luis Ábalos recordaba ayer que en la legislatura pasada el PSOE planteó la creación de una subcomisión de estudio sobre la financiación de la red de carreteras de alta capacidad que no llegó a constituirse. Su objetivo era abordar «desde un punto de vista serio y riguroso» cómo financia España la red de alta capacidad, concretamente las autopistas y autovías gratuitas para el usuario, que tienen un coste para el erario público de 1.100 millones de euros en conservación.

«Es la única infraestructura en materia de transportes en la que el usuario no abona nada, salvo las que tienen una concesión. En el resto todas están sometidas a un pago por uso. Es una reflexión, y también cómo se puede derivar a la política social el uso de estos instrumentos. Pero es un debate que ni siquiera se ha iniciado», apuntó el ministro.

Por otra parte, en declaraciones a El País , Ábalos aseguraba que hay que abordar de manera urgente este debate teniendo en cuenta dos principios: el que contamina paga y el pago por uso. Además, afirma que no puede haber territorios en las que estas infraestructuras son de pago y otros en los que no lo son, refiriéndose a las diferencias que marca la existencia de autopistas de pago y de autovías gratuitas. «Es uno de los retos del nuevo Gobierno. Mi idea es que hay que aplicar esos dos principios», confirmaba Ábalos.

Por su parte, la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, explicó que desde hace unos meses y a raíz de distintas iniciativas en el Congreso de los Diputados, donde se planteó incluso la creación de un grupo de trabajo, se está trabajando en fórmulas para lograr la mejor conservación de las autopistas y autovías.

Montero afirmó que «ya ha caducado un modelo obsoleto» y consideró fundamental una política adecuada de conservación de carreteras, fundamentalmente para evitar muertes humanas. «Se están haciendo estudios con cuestiones que se llevan a cabo en otros países como Portugal, Francia o Italia», añadió. Aunque Montero quiso dejar claro que el Ministerio de Fomento se encuentra en una fase de estudio «sin propuestas que concretar o avanzar», insistió en la necesidad de eliminar cualquier sistema «injusto que no permita la igualdad con otros territorios».

Los empresarios del transporte de la Región sospechan que la insistencia de los últimos gobiernos al plantear la posibilidad de aplicar la euroviñeta obedece a «las presiones» de las grandes constructoras de obras públicas, «que van a ser las grandes beneficiadas», dado que la recaudación obtenida con el establecimiento de peajes en las autovías gratuitas se destinaría a financiar obras.

El presidente de la Froet recuerda que «el Gobierno de la última etapa de Rajoy y el de Pedro Sánchez en la anterior legislatura» se habían comprometido a no implantarlo, pero teme que finalmente el Ejecutivo «acabe cediendo a las pretensiones de la patronal de la construcción», dado que «son muchos millones de euros» los que se moverían.

Pedro Díaz señaló la contradicción que supone plantear la aplicación de la euroviñeta en un momento en que el Gobierno está liberando de peajes las autopistas de pago a medida que van caducando las concesiones. Entre estas últimas figura el tamo de la AP-7 comprendido entre Alicante y Tarragona, que utilizan en gran parte los transportistas de la Región, que será gratuita a partir del 1 de enero de 2020.

También la patronal de los pequeños transportistas Fenadismer ha rechazado la posibilidad de pagar por utilizar las autovías gratuitas y ha recordado que con la actual fiscalidad el transporte por carretera aporta más de 21.000 millones de euros anuales. Añadió que el establecimiento de peajes encarecería los costes de los productos exportados y desviaría el tráfico hacia las carreteras secundarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook