14 de agosto de 2019
14.08.2019
Medio ambiente

El Ministerio cambiará las reglas de explotación del Tajo antes de dos años

El secretario de Estado advierte de que es necesario cumplir las sentencias del Supremo sobre el caudal ecológico y garantizar un volumen "suficiente" en los pantanos de cabecera

13.08.2019 | 23:21
El secretario de Estado de Medio Ambiente, segundo por derecha, durante la visita a los pantanos de Entrepeñas y Buendía.

El Gobierno valenciano llevará a los tribunales la entrada de los municipios ribereños a la Comisión de Explotación.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, anunció este martes que las reglas de explotación y regulación del Plan de Cuenca del Tajo deberán cambiar para adecuar el caudal ecológico y tendrán que estar aprobadas antes de 2021, lo que se traducirá previsiblemente en un recorte en los caudales del Trasvase.

Morán que ayer visitó la zona de los embalses de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del Tajo, acompañado del vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, explicó que ya tienen conocimiento de los recursos y consecuencias del modelo de gestión y que los embalses de cabecera están en un nivel excepcional casi de forma permanente, por lo que hay que «buscar una fórmula para conseguir que haya una lámina suficiente» y, para eso, se deben «adecuar los mecanismos de gestión a la propia realidad».

Sobre las demandas de Levante, Morán dijo que se debe asumir la realidad de que «las decisiones climáticas no van a poder ser condicionadas por las políticas» y, con los recursos que se tengan, se deben adecuar las respuestas políticas y no al revés», por lo que hay que buscar fórmulas para que los territorios inicien procesos de adecuación necesarios en la transición ecológica.

Respecto a la presencia de los municipios ribereños en la Comisión de Explotación del Trasvase manifestó que es «de justicia la participación en un órgano en el cual la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, es decir, del Levante, tienen presencia», afirmó.

La visita del número dos del Ministerio para la Transición Ecológica a la cabecera del Tajo coincidía con la polémica desatada en Murcia y la Comunidad Valenciana por la incorporación de los municipios ribereños, que ha dado lugar a un frente común la Comunidad y la Diputación alicantina.

Por su parte, la consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Comunidad Valenciana, Mireia Mollà, pedía ayer a la ministra Teresa Ribera que rectifique «su decisión equivocada» y anunció que irán a los tribunales si se formaliza esa posibilidad. La consejera valenciana afirmó que si se formaliza el acuerdo entre Ribera y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, de sumar a los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía a la Comisión, recurrirán en los tribunales. «Entenderemos que no nos representa, que puede ir contra los intereses de los valencianos y puede pervertir en esencia esa Comisión de Explotación que tiene carácter técnico», afirmó.

A su vez, el PP ha registrado en el Congreso una proposición no de ley con la que pide al Gobierno que no modifique la composición técnica de la Comisión del Acueducto para evitar su politización, dado que la inclusión de representantes municipales castellano-manchegos rompe «la representación equitativa» de más autonomías. Está firmada, entre otros, por los diputados por Murcia Teodoro García e Isabel Borrego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook