13 de agosto de 2019
13.08.2019
Medio ambiente

Una única estación en toda la Región de Murcia para medir la contaminación de PM2.5

Ecologistas en Acción denuncia ausencia de información sobre "este peligroso contaminante"

13.08.2019 | 17:42
Estación medidora de Mompeán.

La organización lamenta que los datos de este año "solamente los conoceremos a comienzos del 2020", lo que supone, a juicio de la asociación, "una vulneración del derecho de la ciudadanía a la información sobre calidad del aire y un sesgo grande en el diagnóstico de este tipo de contaminación en la Región".

La organización Ecologistas en Acción ha vuelto a reclamar ante la Dirección General de Medio Ambiente y Mar Menor que todas las estaciones de la red regional de vigilancia atmosférica midan las micropartículas PM2.5, ya que la única estación de la red de vigilancia atmosférica que mide estas micropartículas, es la de Mompeán (Cartagena).

Así, la organización ecologista denuncia en un comunicado hecho público este martes que "no hay información pública en tiempo real de los valores de este peligroso contaminante" y ha lamentado que los datos de este año "solamente los conoceremos a comienzos del 2020", lo que supone, a juicio de la asociación, "una vulneración del derecho de la ciudadanía a la información sobre calidad del aire y un sesgo grande en el diagnóstico de este tipo de contaminación en la región".

Sobre este asunto, Ecologistas en Acción advierte que un estudio reciente publicado en European Respiratory Journal señala que la contaminación por partículas PM2.5 está relacionada con el 33% de la incidencia del asma infantil. Otro estudio, publicado en European Heart Journal, estima en 48.429 las muertes prematuras en 2015 por exposición a partículas PM2.5, casi el doble de las estimadas, para el mismo año, por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esto refleja, aseguran desde Ecologistas en Acción, el papel fundamental de las micropartículas PM2.5 en la mortalidad prematura y la morbilidad de la población que sufre este tipo de contaminación.

Las PM2.5 son las partículas más peligrosas, explican desde la asociación ecologista, ya que tienen un menor tamaño que las partículas PM10, lo que les permite llegar a los alveolos pulmonares y penetrar en el flujo sanguíneo. Los efectos que las partículas causan en la salud de las personas se asocian a enfermedades de tipo respiratorio como la bronquitis y asma, y también dolencias de tipo cardiovascular.

La polución de micropartículas en suspensión (PM2.5) es un mejor indicador de la contaminación urbana que las PM10, debido a que su origen es antropogénico en una alta proporción, puesto que las PM2.5 provienen de las emisiones del tráfico rodado, especialmente de los vehículos diésel.

Desde Ecologistas en Acción recuerdan que el Real Decreto 102/2011 establece un valor límite anual de 25 microgramos/ metro cúbico, que se va reducir a 20 g/m3 a partir de 2020. Sin embargo, la OMS marca como valor medio anual, que no debería sobrepasarse, los 10 g/m3.

Por ello, la asociación ecologista viene proponiendo desde hace años a la Dirección General de Medio Ambiente, en el contexto de un Programa de Modernización de la Red de Vigilancia Atmosférica, dos medidas urgentes. Por un lado, la instalación de analizadores de partículas PM2.5 en todas las estaciones fijas de la red regional de vigilancia de calidad del aire y, por otro, la información pública, en tiempo real, de los valores diarios de estas micropartículas.

El diagnóstico y control de las PM2.5 es uno de los elementos fundamentales para el desarrollo de estrategias de mejoras de la calidad del aire y de lucha contra la contaminación atmosférica en nuestra región. Por ellos aseguran que se necesita abordar, "desde una perspectiva global, en toda la Región, este problema que no es solamente ambiental sino de Salud Pública".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook