13 de agosto de 2019
13.08.2019
Reto

Un bombero murciano atraviesa el Estrecho a nado

César Claros tardó poco más de cinco horas en superar un reto cada vez más popular en todo el mundo

13.08.2019 | 19:47
Un bombero murciano atraviesa el Estrecho a nado
Un bombero murciano atraviesa el Estrecho a nado

César Claros es un bombero murciano que decidió hace casi un año cruzar el Estrecho de Gibraltar a nado junto a otros dos compañeros: "Surgió como un reto personal, empecé a entrenarme para ello en septiembre", dice. Para ello estuvo entrenando todos los días una media de entre 2 y 4 horas en la piscina para preparar el reto. Ayer, 12 de agosto, se dispuso a nadar los 18 kilómetros de mar abierto que unen la costa de Tarifa con la Isla Perejil para los que tardó 5 horas y 20 minutos aproximadamente.

Claros afirma que prepararse para la hazaña no le resultó especialmente complicado: "Esto se plantea como una maratón, cada día haces unos pocos kilómetros más y te vas acostumbrando a ello, pero a lo que no te acostumbras es a las condiciones del mar, porque nos pilló un poco picado y nos costó más de lo que debía". Para cruzar contó con la ayuda de la Asociación de Cruce a Nado del Estrecho de Gibraltar (ACNEG), una entidad fundada en 1999 que se ocupa de conseguir  los permisos y autorizaciones necesarias relacionadas con el reto, pues hay que recordar que se trata de un trayecto entre continentes distintos.

Según datos de la propia ACNEG, 35 personas han cruzado el Estrecho de Gribraltar en lo que va de año entre los que hay 6 españoles, el resto de nadadores han acudido desde numerosos países como México, Eslovaquia, Reino Unido, Estados Unidos o Rusia entre otros. "Este cruce tiene un gran atractivo en todo el mundo y por eso viene gente de todas partes, se ha puesto muy de moda" afirma el bombero.

Claros confiesa que en algunos momentos temió encontrarse con alguna ballena u otro animal marino ya que hay zonas del Estrecho que casi llegan a los 1000 metros de profundidad: "Eso es una autopista de ballenas y orcas, entonces cuando estás ahí tienes un poco de miedo de encontrarte con algún bicho salvaje que pueda pasar por debajo"

Como anécdota del viaje, cuenta que en un principio tenían planeado realizar el viaje en la primera semana de julio pero el viaje se tuvo que posponer ya que el rey de Marruecos Mohamed VI se encontraba de vacaciones por la zona con su lujoso barco y no les permitieron realizar el cruce por motivos de seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook