09 de agosto de 2019
09.08.2019
Naturaleza

Las abejas de la Región de Murcia contarán con "corredores verdes" ante el cambio climático

ANSE promueve un proyecto para facilitar la adaptación de los insectos polinizadores al calentamiento global

09.08.2019 | 16:15
Abeja silvestre polinizando una flor de lavanda (Lavandula dentata) en un seto de Cartagena.

Se plantea el establecimiento de una red de jardines en zonas urbanas, infraestructuras municipales y entorno de huertos urbanos mediante la creación de manchas de vegetación natural para el refugio, alimentación y dispersión de polinizadores.

La polinización es un servicio ecosistémico (proceso natural del que las poblaciones humanas obtenemos beneficio, en ocasiones económico) que resulta imprescindible para la conservación de la biodiversidad, el funcionamiento de los ecosistemas y la producción agrícola. En el sureste ibérico, explican desde ANSE, las abejas constituyen el grupo más abundante de polinizadores (más del 80%). Si bien la mayor parte de las personas asocian el término'abeja' a la abeja doméstica (Apis mellifera), existe un elevado número de especies silvestres (no domesticadas) y en muchos casos solitarias: tan sólo en España hay registradas más de 1.000 especies de abejas.

A nivel global se observa un declive en las poblaciones de insectos polinizadores, pero la situación en España es poco conocida. Como causas de este declive, se encuentran los cambios en el uso del suelo (principalmente la actividad agrícola), el uso de agroquímicos (no sólo insecticidas) y el cambio climático. Además, la introducción de especies exóticas invasoras, en muchos casos, parásitos y enfermedades, y la inadecuada gestión de polinizadores domésticos generan problemas añadidos.

Ante esta situación, organismos como la UICN (Unión Internacional para la conservación de la Naturaleza, el CBD (Convenio para la Diversidad Biológica )o el IPBES (Plataforma Intergubernamental de Políticas Científicas para la Biodiversidad y los Servicios de los Ecosistemas) han llamado la atención sobre la necesidad de actuar para salvaguardar estas especies y las funciones que desarrollan.

Así, los tres organismos han propuesto establecer "corredores" e "infraestructuras verdes" con el fin de favorecer la disponibilidad de recursos y refugio, según recoge este viernes la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) en un comunicado.

En este sentido, ANSE va a desarrollar el proyecto 'Corredores agrícolas para la adaptación al cambio climático de poblaciones de polinizadores', con al apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, y el que está previsto la participación de otras entidades como Administraciones Públicas (especialmente Ayuntamientos), empresas agrícolas y el sector apícola. El proyecto, indica la asociación ecologista, cuenta con la supervisión científica del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (IMIDA).

El proyecto prevé la restauración o establecimiento de corredores en zonas agrícolas mediante la realización de plantaciones en márgenes y linderos así como en el entorno de colmenares que mejoren la disponibilidad, calidad y conectividad espacial de hábitats para estas especies y el incremento de los recursos alimenticios para los polinizadores como medida de adaptación al cambio climático.

Por otra parte, se plantea el establecimiento de una red de jardines para polinizadores frente al cambio climático en zonas urbanas, infraestructuras municipales y entorno de huertos urbanos mediante la creación de manchas de vegetación natural para el refugio, alimentación y dispersión de polinizadores como otra medida para la adaptación al cambio climático en ambientes urbanos.

En todos estos lugares se van a instalar lugares para favorecer la nidificación de las abejas, tanto en troncos de madera muerta como en haces de cañas. Además, las acciones del proyecto pretenden sustentarse en la promoción de la Custodia del Territorio y establecimiento de una Red de Municipios para la adaptación de los polinizadores frente al cambio climático.

Igualmente, la asociación ecologista considera "imprescindible" la implicación de la sociedad "en las estrategias para la adaptación de las poblaciones de polinizadores al cambio climático a través de acciones de información, divulgación y comunicación, educación ambiental y voluntariado ambiental para escolares, entidades y población general".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook