08 de agosto de 2019
08.08.2019
Seguridad

La Policía blinda las estaciones de la Región al incrementarse el flujo de viajeros

Refuerzan los controles en puntos estratégicos para el turismo, como El Carmen y San Andrés

08.08.2019 | 04:00
Agentes de la Unidad de Prevención y Reacción y del Grupo de Guías Caninos de la Policía Nacional trabajaron ayer en la estación de autobuses de Murcia.

Interior hacía el anuncio en junio: la idea era reforzar la seguridad con más de 40.000 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil desplegados en nueve comunidades autónomas (una de ellas, la Región de Murcia) dentro de la denominada 'Operación Verano', un plan que contemplaba un aumento de la vigilancia en puntos estratégicos para el turismo como estaciones, puertos, hoteles, playas y campings y que, entre sus principales cometidos, incluye incrementar la prevención ante posibles ataques terroristas.

De esta manera, y dentro de la citada operación, agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) y del Grupo de Guías Caninos de la Policía Nacional de Murcia llevaban ayer a cabo un control en la estación de autobuses de San Andrés, en Murcia. Controles similares se llevan a cabo en la estación de ferrocarril del Carmen.

La presencia de agentes fuertemente armados llamaba la atención de los viajeros, que, maleta en mano, también se fijaban en el trabajo de los canes, que inspeccionaron taquillas en busca de estupefacientes o explosivos.

Desde la Policía Nacional explicaron que este tipo de dispositivos se llevan a cabo principalmente para velar por la seguridad de la gente, y también para que la presencia policial sea una realidad en la calle. Algo que agradecen vecinos consultados por esta redacción, conscientes de que en verano, en la ciudad, los ladrones pueden hacer su agosto, literalmente, en especial en lo que respecta a robos en domicilios vacíos. De ahí los consejos de la Policía a la hora de 'protegerse' de los ladrones.

Asimismo, fuentes cercanas señalaron que, cuando hay mucha afluencia de gente, como puede ser en una estación de autobús o de tren, se crea un caldo de cultivo propicio para los amigos de lo ajeno. En las aglomeraciones, los hurtos están a la orden del día. El botín más codiciado, el teléfono móvil o la cartera.

Por este motivo, durante el estío el Cuerpo reforzará con más medios policiales y unidades especiales aquellos espectáculos y acontecimientos de la Región que supongan grandes concentraciones de personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook