06 de agosto de 2019
06.08.2019
Economía

Los transportistas de la Región se preparan para un Brexit caótico ante las amenazas de Boris Johnson

La Froet teme que el colapso fronterizo sea desastroso si se produce la ruptura que defiende el primer ministro británico

05.08.2019 | 20:07
Los transportistas de la Región se preparan para un Brexit caótico ante las amenazas de Boris Johnson

El consejero de Fomento reclama más personal en las aduanas

Los transportistas murcianos se preparan para enfrentarse al Brexit más caótico tras el ascenso al poder de Boris Johnson. El presidente de la patronal del transporte, Pedro Díaz, que este lunes se reunió con el nuevo consejero de Fomento, José Ramón Díez de Revenga, mostraba su temor al colapso que puede producirse a partir del 31 de octubre, fecha en la que expira la prórroga pactada por la Unión Europea con Theresa May cuando era primera ministra.

Según ha informado la Consejería en una nota de prensa, Díez de Revenga se refirió a «los problemas aduaneros que puede generar el Brexit» y dijo que «el Gobierno de España no está reforzando suficientemente» los servicios «para evitar los colapsos que previsiblemente se producirán en la frontera».

El presidente de Froet explicó que la Delegación del Gobierno ha anunciado un refuerzo de plantilla en la Aduana del Puerto de Cartagena, pero recordó que sigue siendo necesario ampliar también las dotaciones en las dependencias de Nonduermas que gestiona la Cámara de Comercio de Murcia.

Pedro Díaz se lamenta de que «las aduanas de la Región no están preparadas para recibir un aluvión de vehículos» que deberán ser inspeccionados a partir del 31 de octubre, cuando vuelvan a restablecerse las fronteras que desaparecieron tras la adhesión de España a la UE. Apuntó que, a su juicio, el sector del transporte será el que sufra más directamente los problemas del Brexit y da por hecho que se producirá un colapso en la frontera. «El primer día será en Francia, pero al día siguiente quedará colapsada la frontera de Reino Unido», auguró.

Los empresarios confiaban en que las negociaciones mantenidas por Theresa May ayudarían a amortiguar los problemas que generará el divorcio de la UE, pero las perspectivas resultan cada vez más desastrosas. Pedro Díaz señaló que también los exportadores y el sector agroalimentario se verán perjudicados, aunque estima que el transporte se ve abocado a una situación de caos imprevisible si Boris Johnson se va de Europa dando un portazo.

La patronal murciana tampoco oculta su inquietud ante las consecuencias que puede llegar a tener una desconexión de la Unión Europea que no respete los acuerdo alcanzados entre Londres y Bruselas, como la vigencia de las licencias de transporte de las empresas, que debían seguir siendo válidas tras el Brexit. En caso contrario, los transportistas se verían obligados a solicitar nuevas autorizaciones para poder entrar en territorio británico, lo que crearía mayores problemas para poder cruzar la frontera.

Por su parte, el consejero de Fomento dijo tras el encuentro con la patronal, celebrado en la sede de la Froet, que también se habían abordado otras cuestiones, como «la existencia de peajes obligatorios en las autopistas que lastran su competitividad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook