04 de agosto de 2019
04.08.2019
Turismo

¿Qué debe tener un hotel de la Región para ser de 3, 4 o 5 estrellas?

La normativa a la que están sujetos pide una gran cantidad de requerimientos que varían según la comunidad, en el caso de Murcia, algunos deben proveer de comída típica

04.08.2019 | 04:00
Habitación del Sheraton, uno de los hoteles de 4 estrellas que hay en la Región de Murcia.

El número de turistas que visitan la Región durante sus vacaciones crece año tras año y muchos de ellos optan por alojarse en los hoteles de una a cinco estrellas, según la categoría. Cada comunidad autónoma es la encargada de establecer las normas para que estos establecimientos logren las suyas.

Son muchos los trabajadores que tienen vacaciones en verano y para desconectar de la rutina y el estrés del día a día buscan todo tipo de comodidades, para ello un gran número de personas optan por los hoteles. Pero, sin embargo, son pocos los clientes que conocen las normas que rigen el sector hotelero, que son muchas y muy variadas, porque cada país tiene las suyas propias.

En España esa normativa se rige según cada comunidad, aunque no existen demasiadas diferencias entre una y otra. Para evitar futuros quebraderos de cabeza durante el periodo estival, hay que tener en cuenta una serie de derechos que posee cualquier huésped y que, en caso de no cumplirse, debe transmitir a la dirección durante su estancia.

En la Región de Murcia, donde se cambió la normativa el pasado año, todos los establecimientos hoteleros deben cumplir una lista de requisitos técnicos generales acerca de la protección de incendios e insonorización en las instalaciones.

Además, tienen la obligación de instalar una placa normalizada con la categoría del hotel, así como el deber de solicitar la clasificación del recinto, que se mantendrá mientras se cumplan dichos requisitos. Cualquier hotel que se encuentre en el territorio de la Región tiene instalado aire acondicionado y calefacción, aunque sólo tienen la obligación de ser regulables por el huésped en aquellas instalaciones que cuentan con certificado de 4 estrellas o más.

Otro punto a tener en cuenta es el uso de métodos de cobro electrónicos, es decir, con tarjeta ya sea de crédito o de débito, es obligatorio, por lo que no es necesario andar con el efectivo en la mano para pagar en el recinto. Además, un hotel de 4 o 5 estrellas que se encuentre en la Región tiene la obligación de ofrecer comida regional en la cocina y disponer de una carta de vinos con Denominación de Origen de la Región de Murcia.

Respecto al entretenimiento en su estancia, tampoco es motivo de preocupación, ya que todos los establecimientos hoteleros, sin importar su clasificación, están obligados a disponer de una televisión que sea acorde a las dimensiones de la habitación.

Para aquellos a los que les gusta tener una habitación amplia deben tener en cuenta que el espacio que va a tener depende de la clasificación del hotel: si piden alojamiento en un tres estrellas dispondrán de un mínimo de 8 metros cuadrados para una habitación individual y de 15 si lo hacen en una doble, teniendo siempre un baño individual por habitación que medirá desde los 3 metros y medio hasta los 5 metros cuadrados como mínimo y siempre equipados con bañera/ducha, inodoro y lavabo, aunque los hoteles de cinco estrellas incluyen también lavabos dobles, bañeras de hidromasaje, bidés o espejos con luz, entre otros elementos.

Estos números varían ligeramente metro arriba metro abajo entre las distintas categorías de este tipo de establecimientos, pero donde existe una diferencia sustancial es en el equipamiento de la estancia, que según las estrellas del hotel donde se vayan a alojar dispondrán de complementos como 'amenities' o kits de bienvenida.

Esos juegos incluyen productos para el aseo común: champú y gorro de ducha para los clientes de hoteles de 3 o 4 estrellas y pasta de dientes, cepillo, kit de costura, kit de afeitado y productos del estilo para aquellos que se alojen en un 5 estrellas.

Según la normativa, si desea darse una ducha o un baño en su hotel de 4 estrellas o menos dispone de un juego de toallas personal con sus respectivos colgadores, pero si se aloja en un 5 estrellas le incluirá también un albornoz y zapatillas así como un pequeño taburete.

Si una noche las temperaturas bajan demasiado, es preciso saber que existen otra serie de servicios obligatorios para todos los establecimientos sin importar su número de estrellas, como es la disposición de mantas y edredones extra para los huéspedes que las soliciten. Y si lo que quiere es guardar a buen recaudo algún objeto de valor los hoteles deben tener servicio de custodia con instalaciones preparadas para ello.

Si lo que desea el cliente es información sobre el turismo de la zona en la que está alojado tampoco hay problema. Desde la propia recepción, en todos los hoteles sea cual sea su categoría, deben orientarle mediante mapas y folletos turísticos.

Los usuarios deben ser indemnizados si las condiciones de su contrato no se cumplen

Desde la Asociación Murciana de Consumidores en Red (Consumur) se ofrecen una serie de consejos a seguir para evitar cualquier problema en sus vacaciones. «Para aquellos que vayan a reservar habitación, se recomienda buscar alojamiento en los hoteles adheridos al Sistema Arbitral de Consumo porque le facilitarán la resolución de los posibles conflictos que puedan surgir», explican desde Consumur, a la vez que advierten que «los consumidores y usuarios tienen derecho a exigir indemnizaciones si la categoría de los hoteles no concuerda con la contratada, tanto por el número de estrellas como por las prestaciones ofertadas en el contrato o en la publicidad.

Igualmente tienen derecho a reclamar si su distancia de las zonas turísticas es superior a la anunciada en los documentos ofrecidos por la agencia, pudiendo en todos estos casos exigir a la agencia el cambio de hotel o, en su defecto, una indemnización acorde a las irregularidades producidas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook