29 de julio de 2019
29.07.2019
Iniciativa

Los mejores pinceles de Bellas Artes 'colorean' la Arrixaca

Los alumnos de la Universidad de Murcia que ganaron el concurso 'Pinta esperanza' aprovechan el verano para dar color a las habitaciones de Oncología Radioterápica y alegrar la estancia a los pacientes hospitalizados

28.07.2019 | 19:59
Lorena Cabrera y Rocío Caballero, esta semana en la Arrixaca.

Algunos de ellos han apurado esta semana para terminar sus proyectos.

Las habitaciones de Oncología Radioterápica del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia se han llenado de color gracias a los pinceles de un grupo de alumnos de Bellas Artes de la Universidad de Murcia, quienes están aprovechando estos días de verano para transformar esta zona del centro sanitario.

Lorena Cabrera y Rocío Caballero forman uno de los equipos y se han 'encerrado' durante algo más de una semana en una de estas habitaciones con su paleta cromática y todo el material necesario para sacar adelante un proyecto solidario con el que también se quiere alegrar el día a día de los pacientes que tienen que permanecer ingresados en el hospital. Junto a ellas, en otra habitación, ha estado Emilio Iglesias, otro de los ganadores del concurso que se convocó para llevar a cabo esta iniciativa y quien ha apostado por una técnica completamente distinta a la de sus compañeras y que ha supuesto una transformación radical de este espacio.

El proyecto arrancó gracias a un convenio suscrito entre la Universidad de Murcia y la Consejería de Salud para desarrollar la iniciativa 'Pinta esperanza' y por el que estudiantes de Bellas Artes de la UMU han decorado habitaciones del Hospital Virgen de la Arrixaca destinadas a tratamientos de braquiterapia para pacientes oncológicos.

A este certamen se presentaron veinte proyectos y los tres ganadores son los que están decorando las paredes, suelos y techos de estas habitaciones para transmitir un mensaje optimista a los pacientes con cáncer. Concretamente, los proyectos elegidos han sido los de Lorena Cabrera y Rocío Caballero, el de Emilio Iglesias y el de Judith Ibáñez. En los dos primeros ya se ha estado trabajando este mes de julio, mientras que el tercero se hará en las próximas semanas, ya que para liberar unas habitaciones hay que poner en uso las otras, tal y como indican desde la Arrixaca.

Lorena y Rocío explican a LA OPINIÓN, mientras dan los últimos retoques a la habitación en la que han estado trabajando estos días en el centro sanitario de El Palmar, que vieron el concurso de la Universidad de Murcia como una oportunidad para trabajar juntas, ya que era algo que les apetecía mucho, a lo que se unía el trasfondo solidario de la iniciativa. El tema que han elegido para llenar de color esta zona de Oncología Radioterápica es la botánica y la naturaleza, ya que ambas han disfrutado de una oportunidad profesional como es el haber estado becadas en el Curso de Pintores Pensionados de la Real Academia de San Quirce de Segovia, uno de los de mayor reputación a nivel nacional y por el que han llegado a pasar artistas de la talla de Sorolla.

Lorena Cabrera señala que «ambas usamos el arte como terapia y una forma de hablar de los conflictos emocionales», por lo que considera que su pintura «puede ayudar a proporcionar ese estado de bienestar y confort que los pacientes necesitan, apostando por la naturaleza como terapia».

En cuanto a la gama cromática que han escogido, Rocío Caballero subraya que en su paleta predominan los colores pastel, ya que hicieron un estudio sobre la psicología de los colores para conocer cuáles son las mejores combinaciones. Estas alumnas del Máster de Bellas Artes de la UMU agradecen la libertad que han tenido para elegir la temática y para trabajar en el hospital en el que ha sido su primer proyecto juntas.

En la habitación contigua a la que han decorado Lorena y Rocío se encontraba Emilio Iglesias, otro estudiante de Bellas Artes que se define como «el alumno veterano», ya que a sus 52 años se ha embarcado en una apasionante aventura, y quien también fue seleccionado para esta iniciativa solidaria entre la veintena de proyectos que se presentaron. Recuerda que fue en la asignatura de Pintura Mural en la que escuchó hablar del concurso y considera que «es una oportunidad para hacer más agradable la estancia a los pacientes que tienen que pasar aquí días o semanas sin salir, mirando únicamente a un techo y unas paredes blancas por completo» porque «todos tenemos a alguien cercano que ha pasado un cáncer y sabemos lo duro que se hace».

En su caso, Iglesias ha realizado un proyecto monocolor, centrándose en el azul y toda su gama. En la que ha sido su habitación de la Arrixaca durante una semana ha planteado un skyline de la ciudad de Murcia utilizando la técnica de mosaico, simulando azulejos rotos. Además, ha planteado una actuación en conjunto, incluyendo paredes y suelo, para evitar que este último quedara en rojo. Un proyecto solidario que llenará de color el tratamiento de los pacientes oncológicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook