28 de julio de 2019
28.07.2019
Riesgo

Saltos de altura sin cabeza en la Región

La geografía murciana posee numerosos parajes naturales para lanzarse al agua desde las rocas más altas

27.07.2019 | 19:35
Saltos de altura sin cabeza en la Región

Prácticas de riesgo. Con la llegada del verano, murcianos y visitantes buscan lugares para refrescarse y saltar desde los puntos más altos, como son el Pasico de Ucenda, el Salto del Usero o la Poza Fuente Caputa. El problema reside en que la mayoría de ellos no son conscientes de que golpearse con el agua puede causar lesiones y daños irreversibles.

Ni el riesgo ni el vértigo frenan a los numerosos aventureros que han encontrado el plan perfecto para los días de calor en verano: saltar desde las rocas más altas directos al agua. El objetivo es divertirse, refrescarse y vivir una experiencia llena de emociones y adrenalina entre la naturaleza.

Cada año más gente se une a esta práctica. Los lugares preferidos son las pozas en ríos, pantanos, embalses o las zonas más abruptas y empinadas de la costa. Aunque no todo es diversión: bañarse en estos lugares puede ser peligroso y hasta causar la muerte de los más atrevidos que no tienen las destrezas ni los conocimientos necesarios para saber si las pozas son del todo seguras.

Así lo explica Daniel José Aragón, responsable de comunicación de Cruz Roja en Mazarrón, que afirma que el mayor problema es que la gente no es consciente de que, al saltar desde una gran altura a una velocidad considerable, el impacto será muy duro. «La energía que se empieza a crear en el impulso del salto y que va ganando potencia en los dos o tres metros que hay hasta el agua genera una sensación parecida a tirarse sobre un suelo de hormigón. Por eso, hay que saber gestionar esa energía para caer bien y no lesionarte».

Por otro lado, explica que es muy importante la forma en la que nos precipitamos. «La manera en la que nos impulsamos y posicionamos nuestro cuerpo es clave. Es importante recordar cuando te enseñan a tirarse desde una piscina; como por ejemplo, no hacerlo de cabeza o tener cuidado con el bordillo» manifiesta Aragón.

Uno de los peligros de estas zonas es que acostumbran a ser lugares perdidos en la naturaleza y están alejados de la civilización, por lo que la asistencia médica normalmente tarda en llegar. Aragón aconseja «no ir nunca solos a estos sitios apartados, portar un teléfono o algún medio con el que puedas comunicarte en caso de emergencias y, si es posible, llevar un flotador, que, en caso de una mala caída, te mantenga fuera del agua y asegure que puedas seguir respirando».

La Región de Murcia está llena de parajes naturales con idílicos paisajes en los que puedes pasear y darte un baño, pero la mayoría de estas zonas no tienen la vigilancia necesaria o pueden suponer un peligro para los bañistas.

Saltos en Águilas

Situados en la Costa del Mar Mediterráneo hay dos lugares bastante frecuentados por este tipo de bañistas. Por un lado encontramos El Pico de la Aguilica, donde hay una enorme piedra que da al mar en la Playa de Levante. Asimismo, en la Playa de la Colonia se ubica el Peñón del Roncaor , formado por una piedra medio hundida en el mar.

Ginés Desiderio Navarro, concejal de Turismo de Águilas, explica que «ninguna de las zonas tiene vigilancia ni está restringido el paso, pues debido a la profundidad de sus aguas, no es una zona que revierta un especial peligro» A pesar de que no se ha producido ningún accidente en los últimos años, recuerda a los saltadores, la importancia de «advertir el peligro y prever los daños» antes de lanzarse.

Baños del Somogil

En el municipio de Moratalla, bordeando el río Alhárabe se ubican varias pozas de agua templada. Este espacio natural se sitúa cerca del conocido Camping de la Puerta. A pesar de que tienen un escaso acondicionamiento y no existe una constante vigilancia del lugar, las pozas de Somogil son muy frecuentadas en verano y a menudo, por jóvenes en busca de estos sitios para saltar.

El salto del Usero

En el municipio de Bullas, cerca del cerro de Castellar, por donde pasan las aguas del río Mula se ubica el conocido Salto del Usero. Aunque como explica Antonio Valera, responsable de gestionar el control y servicio del paraje, el nombre puede llevar a la equivocación, pues desde hace cuatro años, el salto está prohibido aunque se permite el baño. «No existen las condiciones apropiadas, ni hay socorristas para asegurar a los bañistas.

Además es una zona peligrosa, pues existen muchos salientes de rocas y todo esto lo hace un sitio inapropiado para saltar». La gran cantidad de personas que visitan este espacio natural ha obligado a restringir el número de visitantes a cien diarios. La zona está supervisada por servicios de seguridad y protección de la naturaleza. «Existen dos puntos de control a doscientos metros del paraje que se encargan de vigilar el acceso.

Aparte, la guardia local y los agentes medioambientales pasan puntualmente para asegurar que nadie salte». manifiesta Valera, ya que desde que se mantiene esta control, «el número de lesionados se ha reducido considerablemente». Por otro lado, al Suroeste de Bullas, mucho menos conocido, se encuentra El Pasico de Ucenda. Esta poza rodeada de grandes rocas no posee ninguna vigilancia ni seguridad.

La Poza Fuente Caputa

Localizada en el municipio de Mula, en las proximidades del Embalse de la Cierva, está formada por un sistema de charcas asentadas entre montañas y colinas, desniveles que provocan la formación de pequeñas cascadas. La zona es accesible para todo el mundo, pero han tenido que aumentar la seguridad los fines de semana como consecuencia de la gran afluencia de visitantes.

Diego Jesús Boluda, concejal de Seguridad Ciudadana en Mula, manifiesta que se han detectado «tres accidentes en lo que llevamos de verano», todos ellos por una mala postura al caer al agua. «Han sido lesiones leves, pero no podemos dejar que esto vaya a más», especifica el edil. Por este motivo, concluye en que «sería necesario tener una seguridad constante, pero el Ayuntamiento de Bullas no posee los recursos necesarios». Por eso, piden que los bañistas tenga mucha precaución y sean conscientes de los riesgos en la salud que provocan determinados saltos en estas piscinas de agua naturales

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas