27 de julio de 2019
27.07.2019
Sanidad

Las relaciones sexuales seguras logran reducir los casos de hepatitis A

La epidemia que se registró en 2017 en toda España, con 180 nuevos contagios en la Región de Murcia, se ha dado por controlada al reducirse en dos tercios los afectados

26.07.2019 | 20:23
Las relaciones sexuales seguras logran reducir los casos de hepatitis A

La Consejería de Salud ha tratado en el último año a más de 400 pacientes, lo que ha supuesto un gasto de dos millones.

Los casos de hepatitis A se han reducido hasta tal punto en el último año que la Consejería de Salud ha dado por controlada la epidemia que se registró en 2017 en todo el país y que provocó que en la Región de Murcia se llegaran a contabilizar hasta 180 nuevos casos del tipo A, que sumados a la hepatitis B (17) y la hepatitis C (116), hizo que en ese ejercicio se contabilizaran 313 contagios.

Desde Salud afirman que «la epidemia ocurrida en España en el año 2017 estuvo relacionada, en gran parte, con la transmisión sexual entre hombres que practican sexo con hombres sin protección», por lo que consideran que esta reducción tan significativa, al haber pasado de 180 casos de hepatitis A en un año a los 55 registrados en 2018, puede deberse a una mayor concienciación y el descenso de las relaciones sexuales de riesgo entre hombres.

Concretamente, en el último año (2018) se han registrado 210 casos nuevos, 55 de la A, 17 de la B y 116 de la C. Mientras que en el periodo comprendido entre el 1 de julio del 2018 hasta el 30 de junio del 2019 se ha tratado a 410 pacientes, lo que ha supuesto un gasto farmacéutico de más de dos millones de euros.

Precisamente, mañana domingo se celebra el Día Mundial Contra la Hepatitis, que este año tiene como lema 'Encontremos a los millones que aún no lo saben'.

Salud insiste en que para prevenir la hepatitis se han de adoptar medidas como evitar compartir jeringuillas, realizar prácticas sexuales seguras y realizar intervenciones estéticas (como piercings y tatuajes) o cirugías menores en centros autorizados que cumplan con las garantías sanitarias.

Las hepatitis víricas son un grupo de enfermedades infecciosas, de las que las más frecuentes en España son las originadas por los virus de la hepatitis A, B y C.

En 2018 se notificaron en la Región de Murcia 55 casos de hepatitis A. Entre los menores de 15 años el mayor número de casos se presentó en el grupo de 5 a 9 años (8 casos). A partir de los 15 años, el grupo de edad que presentó un mayor número de casos fue el comprendido entre los 25 y 34 años, con 11 casos, seguido del grupo de edad de 35 a 44 años, con 8 casos.

Con ocasión de viajes a áreas de alto riesgo de contraer hepatitis A, las autoridades sanitarias insisten en la necesidad de mantener las debidas precauciones respecto a la ingesta de líquidos y alimentos sin garantías, y al escrupuloso y muy frecuente lavado de manos. En algunos supuestos puede llegar a ser conveniente la vacunación frente a la hepatitis A.

Vacunación del 98,5%

En el caso de la hepatitis B, al tratarse de una enfermedad frente a la que se vacuna sistemáticamente en la infancia, con coberturas superiores al 98,5 por ciento, solo se registraron 15 casos durante el pasado año. En las hepatitis B, «durante el periodo 2014-2018 ha habido un claro predominio del sexo masculino en las infecciones, registradas con un porcentaje del 86 por ciento». Entre los varones, el grupo de edad más afectado es de 31 a 50 años y en las mujeres de 31 a 40 años. El factor de riesgo más frecuentemente registrado son las relaciones sexuales sin protección.

La Consejería de Salud ha desarrollado, de forma pionera en España, el primer sistema de información de nuevos diagnósticos de infección por virus de la hepatitis C en la Región. El objetivo de este sistema de trabajo, iniciado en 2015, es realizar una monitorización exhaustiva de la incidencia de esta patología a nivel regional para mejorar su abordaje. El sistema diseñado, denominado 'Sinhepac', es similar al sistema de información de nuevos diagnósticos por VIH y permite llevar a cabo una vigilancia de la hepatitis C de forma anual para analizar todos los nuevos diagnósticos de infección aguda o crónica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook