26 de julio de 2019
26.07.2019
La Opinión de Murcia
Delincuencia

Cae una red criminal que robó en varias comunidades, entre ellas la Región

Los seis detenidos llegaban a dormir en el techo de las naves que asaltaban para hacer saltar las alarmas y que pareciera que era un fallo del sistema porque aparentemente no había nada raro

26.07.2019 | 17:06
Cae una red criminal que robó en varias comunidades, entre ellas la Región

La Guardia Civil de Riba-roja de Túria y Llombai han detenido a seis personas por delitos de robos con fuerza, receptación y pertenencia a organización criminal que actuaban en la Comunidad Valenciana, Murcia y Albacete.

Se han intervenido 5 vehículos, cerca de 3.000 kilos de latón y multitud de efectos que están el Puesto Principal de Riba-roja de Túria para que sean reconocidos por los afectados, han informado fuentes policiales.

Los integrantes de esta organización llegaban a dormir en el techo de las naves para hacer saltar las alarmas y hacer pensar que era un fallo de las propias alarmas al ver que aparentemente estaba todo correcto.

Los detenidos realizaban dos butrones, uno mas pequeño para conocer la ubicación de los sensores y otro por el que accedían y sustraían principalmente latón y herramientas del interior de la naves.

A través de una intensa actividad operativa, se constató la existencia de un grupo criminal que se dedicada a robos con fuerza en empresas de diversas provincias como Valencia, Alicante, Albacete y Murcia.

Los detenidos seleccionaban las empresas a asaltar y para ello primaban su ubicación, en perímetros exteriores de polígonos, y realizaban labores de vigilancia para comprobar la existencia de vigilantes, patrullas policiales y alarmas.

Este grupo estaba formado por cinco hombres, todos ellos realizaban labores concretas y delimitadas dentro del grupo, que incluso permitían al líder repartir el botín conseguido a su criterio.

El metal obtenido era vendido posteriormente y de manera "muy rápida" a diferentes chatarrerías de poblaciones de la provincia de Valencia.

Estas ventas las realizaban a través de otro de los componentes del grupo criminal, un profesional del mundo de la chatarra que había tenido una empresa dedicada al reciclaje del metal y que pertenecía al sector.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook