22 de julio de 2019
22.07.2019
Salud

Las murcianas donan cada mes más de 15 litros de leche materna

El Centro de Atención a Donantes del Hospital Santa Lucía de Cartagena envía los botes congelados al Virgen de las Nieves de Granada para abastecer a las unidades de Neonatología de los hospitales andaluces

22.07.2019 | 04:00
La doctora Ana García (d) prepara el envío de leche materna donada este mes de julio en el Santa Lucía junto a otra compañera del servicio.

Tras recibir el tratamiento de pasteurización la leche tiene una caducidad de hasta seis semanas.

Los beneficios de la lactancia materna son innumerables, tanto para el bebé como para la madre. Sin embargo, hay casos en los que la mujer no puede dar pecho a su hijo y el niño necesita este tipo de alimentación por tratarse de un gran prematuro o tener un problema intestinal. En estas situaciones es donde cobran una importancia vital los bancos de leche materna que funcionan en varios hospitales del país y que permiten abastecer de este alimento a las unidades de Neonatología que lo precisan.

En la Región de Murcia no existe un Banco de Leche Materna como tal, aunque sí que está funcionando desde hace algo más de tres años el Centro de Atención al Donante de Leche Materna del Hospital Santa Lucía de Cartagena, dependiente del Banco de Leche del Hospital Virgen de las Nieves de Granada, donde se envía cada mes la leche donada por las madres murcianas. El último envío, el del mes de julio, tuvo lugar la semana pasada y ha permitido mandar un total de 169 botes de 13 donantes, lo que supone 16 litros de leche materna que serán utilizados en los hospitales andaluces.

El Centro de Atención al Donante de Leche Materna del Hospital Santa Lucía de Cartagena está gestionado por el Servicio de Neonatología y coordinado por la doctora Ana García González, quien explica que son los propios profesionales de los centros de salud y del hospital los que informan a las mujeres de que existe este servicio para ayudar a aquellos bebés cuyas madres no pueden alimentarlos con su propia leche.

Fuentes sanitarias recuerdan que la puesta en marcha de este punto de atención a donantes ha supuesto un paso importante para un determinado grupo de recién nacidos ingresados en la Unidad Neonatal, especialmente para grandes prematuros que son los que tienen menos de 32 semanas de gestación o menos de 1.500 gramos de peso, y para aquellos bebés que han necesitado de cirugía digestiva o tienen un problema intestinal, ya que para estos niños está indicada la leche materna y no la de fórmula.

Estos neonatos, en el momento que sea posible, deben recibir leche materna. Así que el personal de la UCI Neonatal ayuda a la madre para obtener calostro, pero por diversas situaciones la lactancia materna puede retrasarse. En estos casos, la administración de leches de fórmula artificiales no es una alternativa válida, ya que pueden hacer que aumenten las complicaciones en estos niños. Por ello, la mejor alternativa es ofrecer leche materna donada que haya recibido un tratamiento adecuado en uno de estos bancos, que pasteurizan la leche y la preparan para su administración.

Congelación y pasteurización

Respecto al procedimiento, la doctora García indica que las madres interesadas llegan al Hospital para inscribirse en el programa y se les realiza un análisis de sangre y una entrevista. Posteriormente, ya en sus domicilios, estas mujeres sólo tienen que sacarse la leche en casa y congelarla en los botes que se les facilitan, con sus correspondientes etiquetas. Ya congelada la llevan, una vez al mes, al hospital para que los profesionales sanitarios preparen el envío al Hospital Virgen de las Nieves.

La coordinadora del Centro de Atención al Donante de Leche Materna del Santa Lucía señala que es ya en el hospital de Granada cuando se procede a analizarla y se somete a un proceso de pasteurización antes de ser congelada de nuevo, dejándola lista para ser utilizada con los niños más pequeños. Esta leche, ya pasteurizada, tiene un periodo de caducidad de hasta seis semanas.

El hecho de que el punto de atención a estas madres donantes se encuentre en Cartagena no significa que todas ellas sean de este área de salud, ya que desde el Hospital Santa Lucía aseguran que entre las cerca de quince donantes que tienen en la actualidad hay mujeres de toda la Región que se desplazan hasta allí una vez al mes para dejar la leche que van a donar. «Algunas han tenido a su hijo ingresado en Neonatología y han podido ver de una manera muy directa la importancia de la leche materna», subraya la doctora García, quien aprovecha para dar las gracias a todas las donantes, ya que «sin su generosidad y colaboración este proyecto no habría sido posible».

Para las mujeres que estén interesadas en realizar estas donaciones, el Hospital de Santa Lucía de Cartagena ha puesto a disposición un número de teléfono, el 968110799, donde se les ofrecerá información al respecto para que puedan colaborar ayudando a los bebés prematuros.

En el aire el proyecto para abrir un banco en la Arrixaca

La Consejería de Salud murciana anunció hace algo más de dos años su intención de poner en marcha un Banco de Leche Materna propio en el Hospital Materno-Infantil de la Arrixaca, aunque este proyecto no ha llegado a ponerse en marcha. La importancia de la leche materna es indiscutible y las propias sociedades científicas recomiendan la alimentación de los bebés con esta leche ya que a ésta se le atribuye un efecto protector de complicaciones que se pueden producir como las infecciones hospitalarias o enfermedades como la entrocolitis necrotizante, entre otras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas