22 de julio de 2019
22.07.2019
Laboral

Más de 1.800 murcianos vuelven a cotizar por cuidar a sus dependientes

El sistema pasa de registrar 409 asistentes dados de alta en marzo a los 2.218 de julio tras asumir el Estado el pago de las cuotas a la Seguridad Social

21.07.2019 | 19:06
Más del 91% de los cuidadores de dependientes que suscriben el convenio en la Región son mujeres.

Los datos del Ministerio de Trabajo sitúan a la Región como la séptima comunidad de España con más cuidadores.

El pasado mes de abril, el Estado volvió a asumir las cotizaciones a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales de personas dependientes y las cifras se han multiplicado por cinco en la Región. Se trata de los nuevos convenios suscritos para que sea la Administración quien pague las cotizaciones a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales, que han pasado de 409 dados de alta en el mes de marzo a los 2.218 registrados a 9 de julio de este año. Así, los años y años de cuidados se suman a la vida laboral y contribuyen a generar derecho a prestaciones, como la jubilación o la incapacidad permanente.

El Real Decreto 615/2007 regulaba la Seguridad Social de quienes cuidan a personas en situación de dependencia. Pero llegó la crisis económica, y con ella, los recortes. En 2012 otro decreto del Ejecutivo de Mariano Rajoy modificaba el anterior y los cuidadores se vieron obligados a pagar de su bolsillo el coste de las cotizaciones a la Seguridad Social. ¿La consecuencia? Los cuidadores se dieron de baja del sistema y dejaron de cotizar.

Así, según los datos de la Seguridad Social, en el mes de marzo el sistema registraba 409 cuidadores no profesionales dados de alta en la Seguridad Social en la Región. Un mes después de la nueva regularización, casi a mediados de mayo, la cifra se había duplicado. Un total de 1.139 personas cuidadores no profesionales de dependientes estaban dados de alta en la Seguridad Social.

Los datos más recientes los dio el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social hace unos días, en los que apuntaba que la cifra actualizada en la Región alcanzaba los 2.218 convenios especiales y situaba a la autonomía como la séptima comunidad de España con más cuidadores no profesionales dados de alta por detrás de País Vasco, Andalucía, Valencia, Cataluña, Madrid y Galicia.

Para garantizar la igualdad

Los nuevos convenios suscritos desde el 1 de abril responden al cumplimiento del Real Decreto ley 6/2019 «de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación». Y es que hablamos de cuidadores en genérico masculino pero esta medida beneficia, sobre todo, a las mujeres, ya que el 91,47% de los convenios especiales de cuidadores no profesionales están suscritos por ellas en la Región en este mes. En total, de los 2.218 cuidadores, 2.209 son mujeres; mientras que 189 son hombres.

Hace un año, algunas comunidades afirmaban que esta medida beneficiaría a 180.000 personas en toda España. De momento, a nivel estatal la Seguridad Social ha registrado más de 40.000 convenios especiales de cuidadores no profesionales.

Además, fuentes del ministerio aseguran que para las personas cuidadoras cuyo dependiente haya visto reconocida su prestación a partir del 1 de abril, «el convenio tendrá efecto a partir de la fecha de ese reconocimiento, o bien, de la suscripción del mismo, en caso de haber transcurrido 90 días de la fecha de la concesión de la prestación económica».

Pero ¿cómo se suscribe el convenio? La clave está en el Programa Individual de Atención (PIA), que elaboran los Servicios Sociales. Y es que quien recibe los cuidados tiene que tener reconocida la prestación económica de dependencia para dar opción a la persona que se ocupa de su cuidado a suscribir el convenio especial. Eso sí, para suscribirlo es necesario que quien desarrolla la actividad no esté dada de alta en la Seguridad Social en ningún régimen a tiempo completo ni en el desempleo.

La solicitud se puede presentar en las oficinas de la Tesorería General de la Seguridad Social o en la sede electrónica utilizando el servicio de 'Alta en Convenio Especial', siempre que se disponga de certificado electrónico. Hay que acompañar el formulario correspondiente con la resolución de la prestación económica de la dependencia y el DNI de cuidador y dependiente. Si al suscribir el convenio, se opta por la base de cotización equivalente al tope mínimo del régimen general, el pago de la cuota será asumida en su totalidad por la Administración.

Si quienes se dedican a los cuidados no profesionales opta por una base de cotización superior, la Administración del Estado asume la cuota correspondiente a la base mínima de cotización y la persona que cuida paga por el resto, es decir, por la diferencia entre la base que haya elegido y la base mínima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook