16 de julio de 2019
16.07.2019
Política

Así es el documento con el que negocia Vox con PP y Ciudadanos

Insiste en su acuerdo de investidura en frenar los centros para MENAS, propone una auditoría de todas las subvenciones de la última legislatura y un análisis jurídico de la Ley LGTBI

16.07.2019 | 12:32
Luis Gestoso (d) y Pascual Salvador, de Vox, ayer antes de entrar a la reunión con PP y Cs

No hay grandes novedades en sus propuestas, pero sí están más desarrolladas. El documento que ha elaborado Vox para facilitar la investidura de Fernando López Miras (Partido Popular) como presidente de la Región de Murcia, tras el primer intento fallido, no difiere prácticamente en nada a los 10 puntos que se debatieron y se aceptaron por parte del PP el pasado 2 de julio, horas antes de la votación en la Asamblea Regional. Sigue insistiendo en su rechazo a la creación de más centros para inmigrantes menores no acompañados (MENAS) y reclama una auditoría de las subvenciones otorgadas en la última legislatura.

En 24 puntos y cuatro grandes áreas temáticas (Libertad; Educación; Economía, familia, impuestos; e Inmigración), la formación de ultraderecha, incide en sus grandes líneas ideológicas, que, según manifestaron ayer tras la reunión celebrada en Murcia tanto López Miras como la líder de Ciudadanos, Isabel Franco, son perfectamente asumibles. Sería "una adenda" al acuerdo de Gobierno entre Cs y PP, según palabras de Franco.

La formación de ultraderecha quiere que se garantice "que toda subvención tenga un eficiente fin de utilidad pública y social". Y para ello propone realizar una auditoría de las subvenciones otorgadas en la última legislatura: "Con determinación de su importe, destinatario, fines, y acceso a la memoria de ejecución" del receptor, con el fin de "garantizar que los fondos públicos no vayan destinados a entidades de carácter ideológico".

Vox pide reforzar las labores de la Inspección "para evitar el adoctrinamiento político en las aulas", que los padres tengan garantizado el derecho a que sus hijos reciban "la formación moral y religiosa de acuerdo a sus convicciones"; y la obligatoriedad "de consentimiento expreso" de los progenitores a la asistencia de sus hijos a enseñanzas, charlas, talleres o actividades relacionadas "con contenidos éticos, sociales, cívicos morales y sexuales".

En referencia al colectivo LGTBI, la formación de ultraderecha reclama que los servicios jurídicos de la Comunidad Autónoma realicen "un análisis completo" de la Ley Autonómica 8/2016, "ante la posible vulneración de derechos fundamentales". Más adelante, sin embargo, incluyen un punto más políticamente correcto y que se puede considerar como un 'guiño' a Ciudadanos: "Se garantizará el respeto a la libertad de pensamiento, expresión y comunicación, así como el derecho a no ser discriminado por la condición u orientación sexual de las personas".

Dedica también un apartado a su propuesta de una Ley de Protección integral de la Familia, "fomentando la natalidad" y una Ley de Protección de la mujer embarazada, "ofreciendo información y alternativas, para que ninguna mujer se vea abocada al aborto".

Deducciones en el tramo autonómico del IRPF, reducir "el gasto superfluo en la Administración", un Plan Hidrológico Nacional, una Ley de protección integral del Mar Menor y mejoras en la Sanidad y los Servicios Sociales, son otras de las apuestas de la formación de ultraderecha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook