14 de julio de 2019
14.07.2019
Derechos laborales

Clamor en la costa "por un convenio digno en la hostelería"

Unas 150 personas marchan a pie desde Cabo de Palos a La Manga para protestar

14.07.2019 | 13:26
Clamor en la costa "por un convenio digno en la hostelería"
Un momento de la marcha de hoy.

El sector de la hostelería se manifestó durante la mañana de ayer en La Manga para reivindicar un convenio colectivo «digno» para los trabajadores, que la patronal no les reconoce el salario que deberían percibir desde hace años. Concretamente un 17% de retraso en los emolumentos desde 2008.

Durante los últimos once años, los trabajadores han experimentado una subida del 5,5%, cantidad insuficiente según recalcan los trabajadores que convierte a la Región de Murcia: «en el sector hostelero más precario de toda España» tal y como indican desde el sindicato Comisiones Obreras (CCOO). Además, los trabajadores manifestaron también su descontento con el intento por parte de las patronales Hostemur y Hostecar de suprimir el complemento de incapacidad temporal.

La marcha reivindicativa zarpó a las 12.15 horas de la mañana desde el mercadillo de Cabo de Palos dirección al hotel 'Entremares', situado a casi 2 kilómetros de distancia. La manifestación provocó un gran atasco que duró alrededor de 40 minutos en los que los coches que se dirigían a las playas de La Manga desde Cartagena permanecieron parados debido al corte de la carretera principal, por donde marchaba la protesta colectiva.

Al grito de «hostelería sí, miseria no» y con silbatos y sirenas de fondo partieron las dos pancartas que acogían tras ellas algo menos de 150 personas. La pancarta principal, que albergaba a la mayoría de manifestantes y en la que se podía leer: «Por la dignidad de los trabajadores de hostelería, 11 años sin convenio» representaba a los dos principales sindicatos con voz en la mesa de negociación, abierta desde enero de este año. A escasos metros las juventudes de CCOO también quisieron participar con pancarta propia para dar así mayor visibilidad a la precariedad laboral que sufren los jóvenes de la Región de Murcia.

«La hostelería es un sector estratégico para la economía regional», afirmaba Antonio Giménez, secretario general del sindicato Unión General de Trabajadores (UGT), « por lo que estamos batallando también por los intereses de la Región de Murcia», incide. El secretario general de CCOO, Santiago Navarro, también acudió a la manifestación: «la incapacidad laboral no se puede suprimir en un sector con tanta carga de trabajo». Giménez añadía que: «la riqueza que este sector ya recuperado de la crisis está generando, tienen que notarla también los trabajadores y no solo los empresarios».

Condenados a la precariedad

Y es que, tal y como afirmaba el secretario de hostelería y turismo de UGT en Cartagena y Comarca, Manuel Paredes: «los empleados hosteleros están condenados a la precariedad, los contratos fraudulentos y los pagos en economía sumergida», por lo que «no van a parar hasta que la patronal reconozca sus derechos».

En relación con la incapacidad laboral, el derecho que tienen los trabajadores de seguir percibiendo su sueldo al completo en caso de sufrir algún accidente que no sea de carácter laboral, la Secretaría de acción sindical y negociación colectiva de CCOO, Teresa Fuentes, declara que «no pueden quitarles un derecho adquirido» y más teniendo en consideración que «es un sector muy precario y la mayoría de empleados cobran por debajo del sueldo mínimo interprofesional».

Desde UGT, Francisco Crespo invita a los empresarios de la Región a que «en vista del movimiento que se ha generado, hagan un llamamiento para sentar a los sindicatos en la mesa de negociación».

A la causa también se unieron compañeros de otros sindicatos como Carmelo Martínez, presidente del comité de empresa de La Manga Club, que pertenece al Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF): «aunque no tengamos voz en la mesa, queremos apoyar CCOO y UGT en algo que nos atañe a todos». «Es vergonzoso que después de once años sin un convenio justo ahora también nos quieran quitar la incapacidad laboral», añade Martínez.
La manifestación finalizó frente al hotel costero 'Entremares', donde los secretarios generales de ambos sindicatos leyeron sus manifiestos. Tal y como indican desde CCOO, el finalizar la marcha reivindicativa a las puertas de uno de los hoteles más conocidos de La Manga no fue casualidad, sino un acto simbólico en señal de protesta.

Durante varios minutos, las 150 personas pertenecientes a la convocatoria continuaron lanzando gritos reivindicativos como «convenio justo» o «once años sin convenio».

Viernes, próxima manifestación

Esta protesta se suma a la que se realizó la pasada semana en Mazarrón, entre otras. Desde los sindicatos afirman que esta misma semana, concretamente el viernes 19 de julio, se realizará nuevamente una manifestación por la lucha de los derechos del sector. Partirá a las 12.00 horas desde la Plaza de España hacia la Asamblea Regional.

«Probablemente hagamos un alto en el camino frente al Hotel Alfonso XIII» puesto que, tal y como apuntan CCOO y UGT «los propietarios están implicados en el convenio colectivo».

El CES emplaza a las empresas a fijar un salario mínimo de 14.000 euros al año antes de 2020

 
El Consejo Económico y Social (CES) ha emplazado a las empresas a establecer de forma gradual, conforme se vayan renovando los convenios, un salario mínimo de 14.000 euros anuales no más tarde del año 2020, y aplicar incrementos salariales en torno a un 2% fijo más otro 1% variable en función de cómo evolucione la productividad u otros indicadores medibles. 
 
Se trata de una de las mejoras incorporadas en el acuerdo nacional suscrito en 2018 por las organizaciones empresariales y sindicales más representativas a nivel nacional, materializado en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2018-2020, trasladado a la Región de Murcia mediante el Acuerdo regional referido anteriormente. 
 
El CES, en su 'Memoria anual sobre la situación socioeconómica y laboral de la Región de Murcia en 2018', comparte estos objetivos pactados entre la patronal y los sindicatos, cuyo cumplimiento han de procurar las organizaciones firmantes y en particular la parte supeditada a la obtención de resultados variables, que han de ser factibles. En su informe, el Consejo lamenta que algunas de las facetas de las relaciones laborales del año 2018 no son tan favorables. Concretamente en la recuperación de los salarios, «cuya atonía persiste pese a la continuidad, aun más atenuada, del crecimiento económico por quinto año». 
 
«Lo revela, por una parte, la reducida magnitud del incremento salarial pactado en la negociación colectiva, poco más del 1,5% en promedio anual una vez incorporadas las cláusulas de revisión», según la Memoria del CES. Y por otro lado, el Consejo cita como ejemplo «el nuevo retroceso del coste salarial por mes y trabajador, cuyo importe nominal aún está significativamente por debajo del estimado al principio de la década; teniendo en cuenta el dato precedente, denota que las nuevas entradas tienen un coste salarial inferior que las que se retiran».
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook