12 de julio de 2019
12.07.2019
Política

"No queda ningún escollo importante" para investir a López Miras

El candidato del Partido Popular para presidir la Comunidad afirma tras salir de la segunda reunión con Ciudadanos y Vox que los tres "están de acuerdo en prácticamente todo"

11.07.2019 | 22:01
"No queda ningún escollo importante" para investir a López Miras

El partido de Abascal "no ha pedido nada a cambio" de renunciar a puestos en el Gobierno, afirma Isabel Franco.

La investidura de Fernando López Miras está casi hecha. Al menos, eso es lo que parece tras las declaraciones del propio candidato del Partido Popular nada más salir de la segunda reunión que mantuvo ayer con Ciudadanos y Vox.

«Estamos de acuerdo en prácticamente todo. No queda ningún escollo importante», anunciaba satisfecho el todavía presidente de la Comunidad en funciones, aunque matizaba que «todavía hay flecos que cerrar en ese acuerdo de investidura». Según defendió López Miras, y sin querer mencionar qué puntos pueden llegar a ser conflictivos entre sus socios, «todas las reivindicaciones y compromisos de Vox son razonables, respetan las leyes y no suponen ningún recorte de libertades individuales».

La reunión comenzó cerca de las 18 horas y en ella participaron, por parte del PP, además del candidato Fernando López Miras, José Miguel Luengo; por parte de Ciudadanos el diputado nacional Miguel Garaulet y la portavoz en la Asamblea, Isabel Franco, y por Vox estaban el coordinador del partido, Luis Gestoso, y el portavoz parlamentario, Pascual Salvador.

Miembros del Partido Popular, Ciudadanos y Vox seguirán en contacto los próximos días, aunque no será hasta el lunes cuando vuelvan a verse las caras para avanzar como hasta ahora, «con pasos firmes».

El encuentro de ayer comenzaba con la renuncia de los de Santiago Abascal «a cualquier tipo de cargo suculento o representación institucional como Consejerías». El portavoz del comité de negociación, Luis Gestoso, afirmó que a Vox no le interesan los «sillones» y que están en política por los «principios y valores».

Según la líder de Ciudadanos en la Región de Murcia, Isabel Franco, el partido de extrema derecha «no ha pedido nada a cambio» de esta renuncia. Y lo cierto es que, al terminar la reunión, Gestoso abandonó la Asamblea Regional complacido con el hecho de que PP y Cs traten ahora a su formación «de igual a igual». Es el momento, explicó, de que «los votantes de Vox se sientan orgullosos. Deben saber que se está defendiendo aquello para lo que nos comprometimos».

Según Gestoso, ayer no se trataron los temas que podían llevar a la «división o a la discordia» e insistió en la necesidad de ser «positivos» para poder seguir hacia adelante con el acuerdo. El dirigente coincidió con López Miras en que sus respectivos partidos y Ciudadanos están más cerca programáticamente de lo que se pensaba en un principio: «No son tantas las diferencias».

Para el partido de Albert Rivera, la Región está «más cerca de poner en marcha las políticas liberales y de regeneración que representa Ciudadanos». Según dijo la líder regional de esta formación a los medios tras abandonar la segunda reunión –que ellos mismos convocaron–, «se trata de hacer posible una votación viable» para hacer presidente a Fernando López Miras.

También insistió en que el acuerdo que se busca «no es programático, solo de investidura», y valoró positivamente que «Vox haya decidido pasar a la oposición» una vez el candidato del Partido Popular se convierta en presidente de la Comunidad Autónoma.

Asimismo, Isabel Franco lamentó que tras las dos primeras reuniones de ayer y el lunes no se haya alcanzado ya ese pacto, ya que también subrayó que «no hay escollos, pero cada uno tiene sus tiempos. Si fuera por Ciudadanos, López Miras sería presidente desde el jueves pasado».

«Diálogo» o «negociación»

Isabel Franco, portavoz de Ciudadanos en la Región, evitó en todo momento la palabra 'negociación' a la hora de hacer referencia al encuentro con el Partido Popular y Vox. Es una «mesa de diálogo», aseguraba. Según ella, su partido asiste a estos encuentros porque asumen una «actitud responsable» que tiene como fin la formación de un Gobierno «estable». «Vamos a respetar las aportaciones que se hagan», asegura.

La «mesa de diálogo» de la que habla Franco no suena del todo bien en Vox. Fuentes cercanas a esta formación creen que «no cabe ninguna duda» de que lo que está habiendo estos días entre el Partido Popular, Ciudadanos y Vox es una negociación, si bien es cierto que aún no se ha profundizado en materias sensibles o líneas rojas de la formación de Santiago Abascal.

«Sorprende que haya quien piense que íbamos a llegar a un acuerdo de investidura en 24 horas –en referencia a los liberales–, pero la verdad es que nosotros no tenemos ninguna prisa», comentaron a esta Redacción las mismas fuentes internas de Vox.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook