11 de julio de 2019
11.07.2019
La Opinión de Murcia
Política

Las negociaciones para investir a Fernando López Miras avanzan a fuego lento

El Partido Popular, Ciudadanos y Vox sientan las bases de un acuerdo programático y aseguran que han desbloqueado la situación a la espera de una nueva reunión

10.07.2019 | 22:11
Mesa de reunión en la sala de Ciudadanos en la Asamblea.

La formación naranja no aclara si firmará un texto que incluya a los ultraderechistas pero accede a sentarse con ellos.

Todo avanza aunque sobre el papel, la situación es parecida a la de hace una semana, cuando Vox votó en contra de la investidura de Fernando López Miras. Con un acuerdo programático firmado con Ciudadanos, el PP busca ahora que la formación ultraderechista se sume a ese pacto y firme un programa que le garantice la investidura y una cierta estabilidad durante los cuatro años de gobierno. Tras la reunión de ayer entre los representantes de las tres formaciones en la Asamblea Regional, el pacto parece más cerca, sobre todo en lo programático. Los portavoces de PP y Vox aseguran que están de acuerdo en el 95% de las medidas e Isabel Franco no lo niega. Pero el reparto de poder y la influencia de Vox son asuntos aún por encajar, a pesar de que Ciudadanos ha cedido y ya trata a la formación de Abascal como un socio natural y marcan un precedente sobre lo que puede ocurrir en otros lugares de España.

El encuentro se retrasó dos horas respecto al horario previsto, y hasta última hora se mantuvo la incertidumbre sobre si Vox se iba a presentar o no. Finalmente aparecieron Luis Gestoso y el cabeza de lista de la formación, Pascual Salvador. Fue una cita con las fuerzas equilibradas: dos representantes por cada partido. De parte del PP asumió el mando de la negociación Fernando López Miras, junto a la alcaldesa de San Pedro del Pinatar, Visitación Martínez. Por Ciudadanos, acudieron Miguel Garaulet y la propia Isabel Franco. Y ni rastro de los líderes de los partidos a nivel nacional. Esta vez Teodoro García Egea y José Manuel Villegas se mantuvieron totalmente al margen.

Pasadas las dos y media salían de la reunión los cabezas de lista de las tres formaciones, todos ellos sonrientes, y asegurando que se había desbloqueado la situación para investir a Fernando López Miras antes de que se agote el plazo de dos meses. Pero ninguno señala cuál es la pieza que no encajaba el pasado jueves y ahora sí encaja.

El negociador de Vox, Luis Gestoso, señaló que los principales puntos se centran en el programa de gobierno. A pesar de que ya se reunieron a tres bandas el día de la segunda votación de investidura, Gestoso calificó el encuentro de este miércoles como «una toma de contacto» y añade que «si las cosas van bien, se plasmará en un acuerdo de investidura».

El partido liderado en la Asamblea por Pascual Salvador y Juan José Liarte ya ha ganado al conseguir que Ciudadanos no solo se reúna con ellos sino que además les reciba en la sede de su grupo parlamentario. Gestoso manifestó que para apoyar a López Miras «es elemental un texto programático». «Tenemos cosas en las que somos antagónicos . Lo que se trata es de dejar bien claro las cosas que nos unen», reseñó.

Tono dialogante y conciliador

Por su parte, el candidato a la investidura, Fernando López Miras, salió contento de la reunión y subrayó que los tres partidos hablaron en un «tono dialogante, con buen talante, de los problemas que preocupan al millón y medio de murcianos». Los populares están encantados de que Ciudadanos y Vox hayan limado sus diferencias, aunque la influencia de las decisiones que se toman en Madrid puede ser determinante a la hora de formar gobierno. Paralelamente a la investidura de López Miras corre la de Isabel Díaz Ayuso, actualmente paralizada por los desencuentros entre las otras dos formaciones. «No creo que ninguno de los partidos que nos vamos a reunir condicionen el futuro del millón y medio de murcianos con lo que pueda pasar en otro territorio de España. Sería una falta de respeto», comentaba López Miras a su llegada a la Asamblea.

El presidente en funciones continúa buscando que «los puntos de acuerdo» entre las tres formaciones pesen más que «los desencuentros» a la hora de desequilibrar la balanza y está convencido de que las propuestas del Partido Popular, Ciudadanos y Vox son totalmente compatibles. Desde las filas populares dicen que «han avanzado en actitud, pero también en medidas concretas». En la sesión de la semana pasada ya se plasmaron las coincidencias entre los tres en el ámbito fiscal, económico y educativo.

Incógnita sobre la firma a tres

La portavoz de Ciudadanos no se movió ni una coma respecto a su discurso habitual al salir de la reunión con PP y Vox. Isabel Franco, al igual que sus compañeros de negociación, manifestó que el objetivo es pactar un acuerdo viable para la investidura de López Miras sobre la base programa que baje impuestos y que garantice la libertad para elegir centros educativos. Eso sí, la formación naranja mantiene como socio preferente al Partido Popular y a Fernando López Miras como el candidato que «debe liderar» ese gobierno para los próximos cuatro años. «Nosotros hemos vuelto a hacer hoy lo mismo que hicimos el pasado jueves: un ejercicio de responsabilidad para hablar sobre nuestro acuerdo con el PP y desbloquear la situación», explicó Isabel Franco. Tras ser preguntada sobre si firmarán un acuerdo programático a tres bandas, respondió que «no hay ninguna fórmula concretada». «Hemos hablado de las ventajas de nuestro acuerdo con el PP», destacó.

Ciudadanos tampoco aclara en qué cuestiones cederán ante Vox para que al menos se abstengan en la investidura. Según el portavoz de la formación ultraderechista, Juan José Liarte, una de sus peticiones era entrar a formar parte del gobierno, pero por las palabras de Gestoso esa cuestión no se abordó en la reunión de ayer. Será un tema pendiente para la próxima cita. Según Cs y PP se dieron un plazo de 24 horas para reunirse de nuevo y avanzar en la negociación, por lo que deberían verse hoy, aunque no hay hora ni sede confirmada.Los tres partidos han acordado reunirse de nuevo en un plazo máximo de 24 horas para continuar desbloqueando la situación, en una sede aún por determinar.

La mesa descarta una investidura la semana que viene

Los partidos tienen menos de dos semanas para llegar a un acuerdo porque, de lo contrario, la investidura se retrasará a finales del mes de agosto, debido a que la Asamblea Regional está cerrada del 1 al 15 de ese mes. El presidente de la Asamblea, Alberto Castillo, señaló tras reunirse con la mesa que ve «muy difícil» que se celebre una sesión de investidura la semana próxima. A finales de la semana que viene (los días 18 o 19) se celebrará el pleno para designar a los senadores autonómicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas