11 de julio de 2019
11.07.2019
Seguridad

Los ladrones de casas también tiene horarios

La Policía alerta de que empiezan a llegar las bandas itinerantes que se dedican a desvalijar domicilios

11.07.2019 | 11:06
Agentes de la Policía Nacional.

Como cada año, los ladrones empiezan a hacer su agosto en julio. La Policía Nacional ya ha detectado que empiezan a llegar bandas itinerantes que viajan a la Región no para ver sus playas, sino para robar. Con muchos domicilios vacíos, empieza el problema. Estas bandas, explican fuentes policiales, no suelen emplear la violencia: quieren pisos vacíos, no pegar a nadie. Solo llevarse lo que buscan: principalmente, dinero, joyas y aparatos eléctricos tipo ordenadores y tabletas.

La Policía Nacional anunciaba hace unos días que hace poco ha detectado, un año más, en estos últimos días la presencia de nuevos testigos de plástico (tiras de plástico transparentes) en algunas puertas de viviendas pertenecientes a edificios ubicados en distintos barrios del centro de la capital murciana, informa el Cuerpo. Estos diminutos testigos tienen la finalidad de indicar a los ladrones si el domicilio está vacío y sus moradores ausentes, el testigo de plástico continua en su posición días después al no haber sido abierta la puerta. Si la tira está en el suelo o, sencillamente, ha desaparecido, el ladrón sabe que hay movimientos en ese domicilio.

También resulta que los ladrones parece ser que tienen horario. Fuentes policiales comentan que la mayoría de robos en domicilios son por la mañana, que es cuando la gente que no está de vacaciones está en el trabajo.

Los amigos de lo ajeno aprovechan que los moradores habituales se hallan de viaje, o en su segunda residencia, para entrar en los pisos vacíos y desvalijarlos.

La Policía recomienda extremar las precauciones y pedir a algún vecino que pase a recoger publicidad del buzón, no dejar las persianas bajadas y, como ocurre últimamente, no publicar en las redes sociales que estás fuera de casa. Cuanta menos información de su viaje haga uno pública, mejor. Por si acaso.

El protocolo que recomiendan seguir cuando una persona es víctima de un robo en su hogar es no tocar nada y avisar a la Policía para que los agentes de Científica puedan tomar huellas para tratar de identificar a los responsables.

Y solamente se conocen algunos casos, los de quienes ya han descubierto el desastre. Desde el Cuerpo sospechan que mucha gente que regrese de las vacaciones puede encontrarse con la desagradable sorpresa de que les han entrado en casa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook