06 de julio de 2019
06.07.2019
La Opinión de Murcia
Política

PP, Cs y Vox, un desencuentro a tres bandas

Las acusaciones y los reproches se suceden entre los partidos del pacto tras la 'no investidura' de Miras

05.07.2019 | 21:10
PP, Cs y Vox, un desencuentro a tres bandas

Desde que se contabilizaron los 23 votos del PSOE, Vox y Podemos para evitar la investidura como presidente del Gobierno Regional del candidato popular Fernando López Miras, los partidos del 'pacto de derechas' se han lanzado distintas acusaciones y reproches protagonizados tanto por los líderes, portavoces y negociadores de las distintas formaciones de la Región como por las de sus 'superiores' a nivel nacional.

Las direcciones nacionales de Ciudadanos y Vox contactaron el pasado jueves tras fracasar la votación de investidura, según reconocieron ambos partidos. Fuentes de la cúpula de Vox revelaron ayer que el jueves se produjo una conversación entre el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, y el portavoz de la formación de Santiago Abascal, Iván Espinosa de los Monteros.

Según estas mismas fuentes, ambos dirigentes acordaron tener un canal de diálogo sin el Partido Popular como intermediario para evitar manipulaciones. Asimismo, según publicó ayer Cadena SER, fuentes de Vox afirmaron que tanto Abascal como Pablo Casado siguieron juntos la investidura, a pesar de que no llegaran al acuerdo para que los cuatro diputados del partido ultraconservador se abstuviesen.

A pesar de este encuentro, el presidente de Vox, Santiago Abascal, veía ayer más complicado llegar a acuerdos de gobernabilidad con Ciudadanos y PP tras lo ocurrido en Murcia, debido al «cordón sanitario francés» impuesto, según él, por la formación naranja a su partido, y a los «embustes» de los populares.

Abascal mostró su escepticismo a través de su cuenta de Twitter, donde se pregunta: «¿Cómo llegar a un acuerdo con unos que no quieren hablar y otros que mienten sistemáticamente y presumen de engañarnos?».

También el secretario del partido ultraderechista, Javier Ortega Smith, calificó de «insulto» las declaraciones del diputado de Cs Juan Carlos Girauta diciendo que PP, Vox y Cs estarían reunidos antes del pleno de investidura para «tomarse un café» o «hacerse una foto». «Eso es un desprecio a los negociadores. Se han debido pensar que los de Vox nos chupamos el dedo y que nos pueden torear». El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, fue especialmente duro con los de Abascal, sugiriendo que se alcanzó un pacto con el líder de Vox para la investidura de López Miras que luego no respetaron sus diputados en Murcia: «¿Qué tipo de partido es Vox, donde el presidente dice una cosa y se hace la contraria? ¿O no se tienen los teléfonos o no se hablan?».

Tal fue la magnitud de la noticia de la 'no investidura' de López Miras que en Madrid temen que su gobierno, igual que el de Murcia, quede también en el aire. El presidente en funciones de la comunidad madrileña, Pedro Rollán, consideró «muy grave» que Vox se negara a apoyar el acuerdo entre PP y Ciudadanos en Murcia y aseguró que «yo no sé si Murcia es el espejo para Madrid o no, lo que sí que tengo claro es que un día 5 de julio nunca antes se hablado tanto de Murcia como se está hablando en el día de hoy».

La portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas, indicó que su partido no va a llegar a ningún acuerdo con Vox a cambio de su apoyo a los gobiernos bipartitos del PP y Ciudadanos en Madrid o Murcia. «Nosotros hemos hecho nuestro trabajo», subrayó, incidiendo en que «ahora la pelota está en el tejado de Vox».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook